2 feb. 2010

Queremos tanto a Rita

                                Aprendiendo las artes del aseo

Rita me adoptó cuando más la necesitaba, hace ya cinco años. Rita es mi perra. No me preguntes por qué me eligió a mí:  humano, sin pedigrí, con canas y huraño, como salido de una novela de Landero. Con tanto cachorro juguetón y blasonado como hay por ahí... No lo entiendo.
Después adoptó a Vicente, un gato siamés repudiado de una camada excesiva. Vicente también es huraño,  sin apego a nadie que no sea su  mentora.
Nuestra perra es grande, juguetona, alegre, extrovertida, cariñosa, y sus modales son exquisitos con los de mi especie. Nunca mete el hocico en la entrepierna de nadie hasta pasadas las dos cervezas.
Rita sufrió un accidente y está ingresada. La operaron hace cuatro días y, por fin, regresa hoy a casa.
No sé si podrá volver a tirarme el palo lejos e inventar juegos para que la persiga con la lengua afuera. Eso ya da igual.
Vicente y yo llevamos todo el día deambulando de un lado para otro, con movimientos nerviosos, él con espasmos rabunos desconocidos y yo...(cómo me gustaría tener un rabo largo para agitarlo alegremente cuando la vea).
Dentro de pocas horas volveremos a sentarnos frente a ella, a mirarla fijamente a los ojos implorando un lametazo.
Queremos tanto a Rita...

13 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Es que, por lo que parece, esa perra se hace querer. Deseo que se recupere pronto y que muy pronto te conceda el honor de que vuelvas a tirarle palos.

India Ning dijo...

Las ganas que ha de tener Rita de volver a vuestro lado, para que le lleves las zapatillas en la boca y te pongas a darle lametazos de cariño. Cuídenla!

Mcartney dijo...

Caro Caru:
Rufino, que es mi beagle bordador, y yo pispo, deseamos la pronta recuperación de Rita, para alegría de Vicente y de tus canas.
Mencanta tu gusto poniendo nombres a las mascotas.
Guapísimos.

Eastriver dijo...

Entro a jugar, a ver, a descubrir, a decir quien caray es este del cuucha... y me encuentro con una cosa que me impacta fuerte. Emotivamente hablando. Que me impacta y me hace sonreir un rato. Eres mejor que los héroes de Landero, que a veces se pasan. Tú no. Vicente tampoco. Y Rita menos.

Subterráneo dijo...

Enternecedor. Y lo digo en serio. Si hay algo que lamento es que por mi tipo de vida no pueda vivir con una Rita como esa.

Caruano dijo...

Miguel, Rita está mucho mejor y, por ende, yo también ( la muy perra se aprovecha de la ternura que me provoca verla suturada). Te agradezco tu interés. Un abrazo.

Caruano dijo...

India, mi Rita me tiene felizmente esclavizado. A partir de ahora, le pondré horario de entrada y salida a casa... eso sí, le tendré la alfombra bien calentita para que siga estando a mi lado.Petonets.

Caruano dijo...

Querido sir Paul: yo le pongo a mis animalillos nombres de personas a las que he querido. Mi tío Rufino estaría orgulloso de tener un tocayo tan guapo.(Qué bonita era tu perra Pepa). Abrazos.

Caruano dijo...

Eastriver, te he conocido hace poco, errabundeando por estos lares, ya te tengo favoriteado con internet explorer y marcado en el Morcilla Firefox.
Respecto a si nos vimos o no en Manhattan, yo diría que sí, aunque mi vertiginosa mirada poco se apartaba de las alturas. Gracias por la visita. Nos vemos en el río del este.

Caruano dijo...

Subterráneo, ¿qué tal sigues con Susi? Ah, y entiendo, después de mirar a mi Rita, que me envidies (sanamente,digo. Pero estoy seguro de que algún día te adoptarán como mascota, como a mí. Un abrazo.

Eastriver dijo...

Amigo, ocurre algo raro con tu blog. Si entras en el mío verás que en la lista sales al fondo de todo, como si hiciera dos meses que no has actualizado. Es como que no están llegando las actualizaciones posteriores a la entrada titulada "La piruleta". ¿Por qué? ¿Cómo es posible solucionar eso? Yo, ante la duda, he repetido la operación por si era problema mío. Ya me dirás... Un abrazo.

Caruano dijo...

Amigo Río, ya me gustaría a mí saber qué pasa con la actualización de mis entradas, a qué lengüeta de la barra de herramientas preguntarle, qué tortuosos caminos recorrer...¿tú me podrías ayudar?¿quizás alguien de tu entorno?Sé que los niños manejan bien estos temas informáticos pero no conozco a ninguno.
El problema es mío, de mi impericia, o quizás imprudencia informática y los "tutoriales" de blogger me escupen palabras que se me antojan obscenas.
Gracias mil por el interés. Un abrazo.

Eastriver dijo...

Caruano, he mirado si habías solucionado el problema pero nada... ahí sigues, en la última fila. No sé qué habrás tocado porque es francamente raro. En fin, entretente una tarde desocupada que tengas por ahí... no se me ocurre cómo ayudarte. Un abrazo y tampoco te preocupes demasiado.