16 abr. 2010

SIESTA







Titulé MIENTRAS SESTEABA el primer post que publiqué, a principios de diciembre del año pasado. Espero que sirva para apoyar las fotos que ilustran esta entrada. Ahí va:

siesta.
(   sexta [hora]).
1. f. Sueño que se toma después de comer.
2. f. Tiempo destinado para dormir o descansar después de comer.


La siesta es, para muchos, como una categoría inferior del sueño. Es decir, un sueño ninguneado. No sentimos sueño después de comer sino que nos da una modorra... Y ni siquiera admitimos que nos vamos a acostar, sino que nos echamos un rato, vamos a dar una cabezadita, como despreciando la idea del dormir. Por eso mucha gente se tumba en el sofá, se recuesta en el sillón orejero; los más místicos se van a meditar o a repasar chacras; los finolis se refugian en brazos de Morfeo;  los sicalípticos (si se me permite el palabro) aprovechan para echar una siestecita...; los dormilones doblan sueños ya que echaron la siesta del carnero antes de comer . Pero pocos aceptan que han dormido a pierna suelta, con ronquidito incluído.
Yo he gozado de mis mejores sueños en tiempo de siesta; también he tenido las peores pesadillas. Y aquí me gustaría volcar algún recuerdo del recuerdo de lo soñado (perdone usted, Calderón de la Barca). Y también contar algo de la realidad; peor, en ocasiones, que una pesadilla.

24 comentarios:

Mercedes Thepinkant dijo...

Es cierto que la siesta parece ser una categoría inferior de sueño. Creo que lo que pasa es que la mayoría de las personas que la practican simplemente se "quedan dormidas", quiero decir, que no es como en la noche que "nos vamos a dormir", lo que implica una acción voluntaria por nuestra parte. La siesta en cambio es mas un dejarse ir... y despertarse sin saber si es por la mañana o por la tarde.

Ayer estuve leyendo tu entrada de la siesta. Que casualidad. Quería preguntarte si eres tu el que sestea en la foto.

Un beso desde el trabajo aquí no hay siesta que valga.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Me encanta la siesta porque no es obligatoria (¿será por eso que la ningunean?) y en las pinturicas ... veo a Gauguin, a Zurbarán, a Freud, a un pintor que sos vos que salta sin red ... y cae de pie, con una versatilidad inmensa.

Un abrazo fuerte.

El futuro bloguero dijo...

Una de las siestas más ricas es la llamada siesta del obispo, siesta del carnero o siesta del galgo, según las tierras, y es la que se hecha uno, ANTES de comer...

Pero sea antes o sea después, siempre es rica la siesta, sí señor.

Ramon.Eastriver dijo...

Cuando cuento mis siestas la gente se ríe porque la siesta es para todos lo que tu dices ni más ni menos. O sea que estoy totalmente de acuerdo contigo.

Yo cuando puedo hacer la siesta soy feliz. Me pongo el pijama, pongo el despertador, me llevo un libro, todo oficialísimo como si fuera la noche. Si lleváramos aún gorro de borla como don Víctor Quintanar juro que me lo pondría. Cuando quieras reivindicar la siesta me tendrás ahí, indesmayable o indormible en esa lucha. Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Pues a mi lo que me gusta de la siesta es, exactamente eso, dejarme ir, dormir muchísimo en poco tiempo, notar como caigo en el sueño y despertar sin saber dónde estoy. Y no me parece ningunearla sino mitificarla.

Felipe dijo...

Soy un adicto a la siesta y además,como dicen algunos,me levanto como nuevo.

Ciberculturalia dijo...

A mi me encantaría pero lamentablemente no puedo nunca excepto los fines de semana y aunque no todos lo intento conseguir. Esa sensación de perderte, de relajo... me fascina.

Estupendos dibujos por cierto.
Un beso

Belén dijo...

Oh cielos, la siesta! yo me la hecho cuando vuelvo en bus a mi casa... y menos mal!

Besicos

Tesa dijo...

No siempre sienta bien, la siesta. A veces nos despertamos de ella desorientados y con mal cuerpo.

Y sin embargo es inevitable ...la sobremesa nos pide siesta.
Y si es en compañía ...uys.

:)

Javier dijo...

Gratificante como un beso furtivo
Reparadora como un abrazo amigo
Saludable y dulce como un bombón
Por supuesto, tan prescindible y deseable como el mismo amor
Gratamente inolvidable unas veces y sorprendentemente horrible otras
Una cuarta dimensión en el estío
Una tímida visita a la antesala de un paraíso
El sudoroso olor prohibido de alguna mujer

En fin, morir de siesta.

Miguel Baquero dijo...

Yo soy un gran defensor de la siesta, aunque sí creo que es una Segunda División del sueño, de la que ademas hay muchos (no es mi caso) que se levantan de mal humor. Pero a mí echarme una buena sieta cuando tengo tiempo siempre me ha gustado mucho, igual que me gustan también tus pinturas de gente que se ha echado un ratito

la jardinera dijo...

Para mí, la mejor siesta es la del domingo, la describo:

- Cuatro de la tarde
aproximadamente.
- Sentada en el sofá.
- Mi cuchi-cuchi al lado con sus piernas enredadas con las mías
- Tapados con una mantita.
- Pies sobre una mesita
- TV encendida, ronroneando con una peli en la que los que doblan, suelen doblar todas esas pelis de medio pelo que aparecen los domingo por la tarde en esta pantalla nuestra.
- Despertar entre babeo de gustirrinín de la siesta bien echada.

¡Ay qué sueño, madre!

Mua,

E. C. Pedro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
E. C. Pedro dijo...

He escuchado incluso "descansar los ojos". Me uno a la causa. ¡Que comience la siesta!

EvitaBlu dijo...

Cortita entre semana pero algo más larga aunque la llave se caiga.
Eterna los domingos y fiestas de guardar. La siesta me pone...


de muy buen humor.

Que a gusto están los de las pinturicas, hasta mirarse el ombligo sienta bien.

Guapo.

Caruano dijo...

MERCEDES,

Está bien dejarse ir; incluso en el trabajo deberían dejarnos llevar una colchoneta y echarnos 15 minuticos ¿no?
(El de la foto que me comentas es mi amigo Carlos que, después de comer, esté donde esté, se echa su siesta.Y yo, amarrado a mi cámara de retratar, persigo sus sueños)
Besos.



PÁJARO DE CHINA,

Gracias por tu comentario sobre las pinturicas (a mí me gusta mucho Lucien Freud). Ojalá mi paleta respirara los vapores que exhalan los cuadros de Gauguin o Zurbarán. Yo seguiré disfrutando con los pinceles e intentaré seguir la estela de esos grandes. De todas maneras, me encanta lo que me dices.
Un besito.



FUTBLO,

Sí que es rica la siesta, sí. Y la que nombras, doblemente rica. Y el apetito con el que se levanta uno...
Abrazo

Caruano dijo...

RAMÓN

Siesta con pijama, siesta de lujo. Lo del gorro de borla, no sé, no sé. Acuérdate del desajuste amoroso (o el desamor) que había entre Quintanar y Ana (igual a la Ozores no le gustaba el gorro y por eso se iba de picos pardos con Álvaro Mesía...)
Un abrazo


MARÍA JESÚS,

me estás describiendo un cuento o una narración corta: todo concentrado, sin que sobre nada... y con final, cuando menos,sorprendente. Pues tienes razón...
Un besico



FELIPE

Yo me levanto aturdido, pero en diez minutos me repongo y el día vuelve a empezar .
Saludos

Caruano dijo...

CIBERCULTURALIA (Carmen),

¿ni siquiera cinco minutitos, apoyando la cabeza sobre, qué te digo yo, la fotocopiadora, por ejemplo?.

Un beso.



BELÉN,

Pues una siesta en movimiento tampoco está mal.

Besicos.



TESA,

hija mía, siesta en compañía... es "siestete", contracción de... Ahí lo dejo.
Beso



JAVIER,


Gracias por tu visita. Y por ese delicioso poema que nos has dejado aquí.
"...una tímida visita a la antesala..." precioso.

Un abrazo

Caruano dijo...

MIGUEL


siesta...Segunda División, muy bueno, pero cómo se nota que eres futbolero! :)
Gracias por lo de las pinturicas.
Saludo



JARDI

por todos los heavens, casi me da un vahído de placer con lo que describes, coñe.

Besico, guapa.



E.C.PEDRO,

"he escuchado incluso descansar los ojos", jo, que bueno.

Abrazo



EVITA,

Veo que la siesta a todos nos pone...
de buen humor. Sobre todo los fines de semana, cuando no sabes si ha pasado el sábado o el domingo... o ya es lunes.

Tú sí que eres guapa!

nomesploraria dijo...

La siesta es la única actividad de mi vida que practico con férrea disciplina: en la cama, una hora y con pijama.
Ya era hora que vieran la luz, sí.

frikosal dijo...

La siesta es el sueño más dulce de todos y las mejores ideas siempre vienen después de una siesta en primavera o verano. Yo sostengo que hay que hacerla en la cama, o si es posible, debajo de un árbol.

nomesploraria dijo...

Bendita sea la Siesta

Caruano dijo...

Don Només y Dr. Frikosal,
es un placer que vengan a echarse un ratito la siesta a mi casa.
Bendita y alabada sea la Siesta. Amén.

Anónimo dijo...

y también en la blanda arena de una playa solitaria bajo una palmera