23 sept. 2013

Kisses


                                 

19 comentarios:

Ātman dijo...

Ya sabía yo que lo de tu ausencia era porque te lo estabas pasando fenomenal. Los hipopótamos no dejan ver si se trata de jirafas o serpientes ¡Cómo está Central Park de abarrotado! Un saludo para ti también.

mariajesusparadela dijo...

Me alegra tu vuelta.

pazzos dijo...

¿Fauna urbana?

Maripaz dijo...

Bienvenido a la blogosfera. Tu voz ha mejorado con tu ausencia. Siempre es un placer visitarte.

Rick dijo...

No sé si esa "postal" significa que ya has vuelto o aún estás allí, pero en todo caso gracias por el detalle. Me encanta ese tipo de dibujos.

Y en cuanto a la canción... ni Buble ni leches: has hecho un cruce entre Lou Reed y Leonard Cohen que demuestra una progresión tremenda.

¿Para cuando un CD completo?

Y, si ya has vuelto, bienvenido: se te echaba de menos.

Caruano dijo...

Amigos:
Sigo aquí (N.Y.)
A mi regreso os contesto y visito.
A tiempo estáis de encargarme souvenires manhatteños
Más kisses para todos

Mercedes Thepinkant dijo...

Una de mis canciones fetiche.... ains!
Supongo que un turbante sikh de un auténtico taxista neoyorkino será mucho pedir...
Es otro de mis fetiches.
Feliz regreso, kisssessssss!!

Mercedes Thepinkant dijo...

Una de mis canciones fetiche.... ains!
Supongo que un turbante sikh de un auténtico taxista neoyorkino será mucho pedir...
Es otro de mis fetiches.
Feliz regreso, kisssessssss!!

Pez Átono dijo...

Me adhiero a todo lo que han dicho los demás. Por favor, vuelve a leerlos: sólo te llevará un momento.

Una voz tan intimista podría causar estragos en la intimidad de un dormitorio en penumbra; seguro que no se te ha ocurrido usarla allí. Plantéatelo.

Y es verdad: estás alcanzando un nivel musical que me hace sospechar que has estado ocultándonos algo.

Salud.

Caruano dijo...

Una deducción, ATMAN, muy acertada; como siempre.
Estoy, por fin, en casa. Ya echaba de menos mi colchón (me hago mayor). Abrazo.


Y a mí, MARÍAJESÚS, me alegra verte por aquí cuando regreso. Un beso.


Pues... no te creas, PAZZOS: hay más fauna -y desaforada- por mi pueblo y aledaños.


Gracias MARIPAZ. Algo tendrá que ver que me haya alojado cerca de Broadway para que mejore mi voz, digo yo. ;-)
Beso.


Querido RICK:
Ya estoy por aquí, deseando volver a mis añoradas rutinas (entre ellas visitar tu bar donde, beber, lo que se dice beber... Pero sí se aprende mucho).
Creo que te equivocas cuando me das alas para seguir cantando en el blog: corréis -con perdón- el riesgo de que algún día desate al sucedáneo de Perales que llevo encadenado dentro de mí, y después sí que os vais a enterar.
Del CD ya hablaremos en otro momento.
Gracias por estar ahí. Un abrazo.

Caruano dijo...

Me alegra, MERCEDES, haber elegido un tema que te gusta.
Te equivocas si piensas que no te he traído nada de las Américas; además, lo adquirí a última hora, mientras esperaba el avión en el JFK (me salió baratito). Ojalá te guste. Lo acabo de colgar en este mismo post (vuelve a mirar los dibujos). Tuyo es.
Kisses con abrazo.

Caruano dijo...

Monsieur le PEZ ÁTONO,
raudo me dirijo (en cuanto desempaquete y se me pase la modorra del jet lag -por no llamarlo "disritmia circadiana" que es palabro feo) a visitar a nuestros amigos blogueros.
Tiene usted la cualidad (además de muchas otras) de sacarme los colores cuando habla de mi intimista voz y de penumbras de habitación con catre; pero tengo que ser sincero y decirle que la receta que usted propone ya la he probado, aunque siempre en soledad y, como usted comprenderá, dado que no me intereso mucho a moi- même mismamente, no causa los estragos insinuados en su texto.
No piense que no me acordé, en mi periplo americano, de vuecencia. También tengo un regalo para usted: una dorada átona que de alguna manera le haré llegar (ahora no me acuerdo de cómo se inserta un enlace dentro del comentario).
El sexo del animal en cuestión no lo conozco, ya verá usted como se apaña.
Gracias por su inestimable presencia.
Salud.

Raúl dijo...

Dita sea, no puedo oírlo, nada... Problema de mi antivirus. Tampoco puedo oír los audios que dejo yo. Espero solucionarlo. Sea como sea, quería saludar y preguntar: ¿has vuelto de los USA?

Y ya puestos: ¿por qué fuiste? ¿cuánto tiempo has estado? [flexo enfocado en los ojos del interrogado]

flower dijo...

cachoguapooooo!!!
Te mando un montón de montones de besos, muaaaaaa!!!

Mercedes Thepinkant dijo...

;-)

Mercedes Thepinkant dijo...

Muchísimas gracias por el regalo! Me ha hecho mucha ilusión. Es que desde que vi El Paciente Inglés me siento atraída por los turbantes.... no sé por qué...
Gracias también por avisarme, que como casi no visito la blogosfera me pierdo cosillas.
He compartido tu regalito en mi perfil de facebook, me siento tan orgullosa que no he podido resistirme. Espero que no te importe. Ahora me muevo más por allí, es otro mundo, más rápido y vertiginoso. A veces echo de menos el blog. Supongo que son etapas.
Muchos besos!!

Caruano dijo...

RAÚL, mi reproductor se activa al cabo de 8 ó 9 segundos (tarda un poco, ya ves). Yo puedo escuchar bien tus audios, y me alegro de ello (los echaba de menos).
Ya volví, y te aseguro que cuando conozcas N.Y. te darás cuenta de que cualquier pretexto será bueno para volver a visitar la ciudad. Abrazo.



Más besos para tí, FLOWER.
Tú sí que eres guapa.


Me alegra, MERCEDES, que te haya gustado el "regalito".
Yo te agradezco tu fidelidad como seguidora y que entres a saludar..
Un beso. (A tu blog ya volverás cuando te apetezca. Me gusta que no lo hayas cerrado.)

Raúl dijo...

Por fin, por fin he podido oírlo. No era problema de tu audio, Caruano, sino de mi antivirus. Mola. No es difícil imaginarte sobre un escenario cabaretero, con un copón de anís en una mano, cantando pegado al micrófono jaja

Me gustaría ir a New York, sí señor. Espero poder ir algún día. Hay tantos sitios a los que ir...

NINA dijo...

Sin audio, pero con ojitos para esas jirafas preciosas.

NY...qué envidia!

Baci