17 dic. 2010

Carta apócrifa del payaso Charlie Rivel a D. Mario Vargas Llosa

 Cada vez que escucho la palabra payaso es como si un resorte se accionara en mi cabeza (no en vano dediqué toda mi vida al noble oficio de la payasería).  Hace poco oí  hablar de “democracias payasas” y,  automáticamente, volví la mirada hacia quien profería tan curiosa locución. Eras tú, Mario.

                                
Amigo Mario, me dirijo a ti para…  pero antes de continuar, déjame que te cuente una hilarante escena que vi desde esta atalaya privilegiada: el cielo.
Qué risa, Mario. Resulta que Benedicto XVI consintió que actuaran frente a él, durante una audiencia general, unos trapecistas  (premiados con el Payaso de Oro). Los saltimbanquis llegaron a la sala de audiencias y, parsimoniosamente, empezaron a quitarse la camisa ante la atónita mirada de Su Santidad. No estaba solo el Papa, no. Media plantilla cardenalicia seguía con ojos despatarrados los cimbreos, flexiones y contorsiones de aquellos cuerpos musculados, apenas cubiertos por un ceñido pantalón.  Aquello parecía una despedida de soltera..., de soltero…, bueno, ya me entiendes.  La Curia sudaba, incrédula, bajo sus batolas de seda  y tafetán que crujían al más ligero de sus movimientos (¡qué no daría la Marika Rmen, mi amiga  travesti, por probarse alguno de los recargados modelitos, estilo neopompadour, que lucen los monseñores!), mientras sus místicos cuerpos se agarrotaban por la emoción (aunque al cardenal Porccinni  notéle bajo las sallas algo parecido a una erección, y vi a monseñor Rocco limpiarse, con un primoroso pañuelo de Holanda, una babilla que resbalaba por la comisura de sus labios). Fue en ese momento cuando se me ocurrió que el premio al Payaso de Oro Paralelo (algo así como los anti-Oscar, que organizamos aquí en el cielo la peña circense)  se lo podríamos conceder a toda la plantilla del Vaticano, ex aequo, como se dice ahora. Qué graciosos.
Como te decía, Mario, me dirijo a ti para notificarte que el próximo año también te quedas  sin opción al premioPayaso de Oro Paralelo. Me sabe mal, pero hay mucha competencia, entiéndelo. Quiero que sepas que nos hemos reído de lo lindo contigo , con tus loas  al neoliberalismo, cuando exclamas sin ambajes, sin pelos en la lengua, sin asomo de brecha en tus afirmaciones, que el libre mercado capitalista es y será el que salve al mundo  de la pobreza, de la barbarie … Ay, Mario, qué buenos ratos hemos pasado con tus discursos políticos (ya sabes que los payasos tenemos la risa floja).
Venga, Mario, pórtate bien, sigue en tu línea bromista y  si en los próximos años no encontramos candidatos mejores...  Aunque no te garantizo nada, porque tenemos en la lista, además de las democracias payasas que tú citas, a intocables Emiratos, a Wall Street ( en el apartado de Payaso de Oro Inmaterial), a Berlusconi, a paraísos fiscales  (Mónaco nos hace reír mucho: en el puerto deportivo de Montecarlo hemos visto más payasos y payasas por metro cuadrado que en cualquier lugar del mundo; aunque miran de una manera adusta, desde arriba, no sé por qué); en fin, Mario, qué te voy a contar, el mundo está tan gracioso...
Ah, felicidades por el diploma que te acaban de dar  en Estocolmo (te queda muy bien el disfraz negro de ... ¿payaso?). Sigue escribiendo, majo, que lo haces muy bien.

Charlie. 

P.S.
Blake Edwards sube a reunirse con nosotros. Y Blake sabe mucho de payasos y payasadas.

41 comentarios:

Un paseante dijo...

Me he quedado un poco confundido. No sé si al final debemos reirnos o no de don Mario. Que, en efecto, metió la pata cuando se presentó a la presidencia de su país; que, en efecto, a veces se pasa en sus opiniones sobre el capitalismo (siempre matizadas, que yo recuerde) pero al que a mí por lo menos no se me ocurriría tirarle una piedra antes que a otros benditos escritores progres de los cuales se acepta todo.
Sin ir más lejos: a estas alturas de la liga, yo creo que ha dicho más tonterías por metro cuadrado el ínclito Gabriel García Márquez que el señor Vargas Llosa.
Pero en fin: será que soy un asqueroso reaccionario, y tal.
En cualquier caso, creo que deberíamos quedarnos únicamente con la obra escrita tanto de los de un "bando" como de los del otro y pasar olímpicamente de sus opiniones políticas, tanto como si se acercan a la nuestra como si no: son escritores, no mesías.

Felipe dijo...

El discurso en la Acadñemia sueca de este gran escribidor llamando democracias payasas a Bolivia y Nicaragua es intolerable.

Nadie discute su talento como escritor pero tampoco nadie debe discutir sus sectarismo neoliberal


Saludos

El peletero dijo...

Los payasos son lo que son, un bien público mientras trabajen en un circo. Fuera de él son otra cosa que no calificaré para no molestar a nadie.

VLL, como todo el mundo, es también un calidoscopio, no acierta siempre, si así lo hiciera sería un dios, y no lo es (es curioso, a cabo de escribir un correo a una amiga criticándolo por su visión cerrada del nacionalismo). Pero acierta mucho, otros, en cambio, no aciertan casi nunca. En este sentido permíteme discrepar de todo lo que dices, considero que es necesario decirlo porque pienso dicho suavemente y con todos mis respetos, que no aciertas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Mmmmm, polémico post amigo Caruano. Por mi parte estoy bastante de acuerdo en tu intención de insultar al señor Vargas Llosa por sus salidas fuera de tono, sin embargo, he de decirte, por la parte que me toca, que me molesta sobre manera que se utilice la palabra Payaso para insultar. Entiendo que ha sido en respuesta a las parabras de Don Mario, pero... mmmm, no.
No sé si al gran Carlie Rivel le hubiera gustado...
Eso sí, siempre con amor y humor te envío un fuerte abrazo

Ángela dijo...

El último comentarío es mío, de Ángela, que no me manejo bien todavía en los blogs, jejej.

Caruano dijo...

PASEANTE,

yo creo que, a Don Mario, hay que aplaudirle sus aciertos y criticarle sus errores. Y no me gustaría tener que elegir entre las "tonterías" que dice García Márquez y las que dice Vargas Llosa.
Como ninguno de los dos son mesías, aunque con su actidud lo parecen, creo que tenemos el derecho de responder a sus impertinencias (públicas) cuando así nos lo parezca oportuno, porque bastante tenemos ya con los políticos "profesionales". Y como tú bien dices, a ningún "bendito" escritor hay que aceptarle TODO por saber juntar palabras. O, dicho de otra manera, que sepan juntar palabras no puede darles impunidad, hasta el punto de que todo lo que salga de sus benditas bocas se convierta en dogmas de fe o, en su defecto, en simples "gracietas". Nadie les va a negar el derecho a decir lo que quieran, pero ni a ti ni a mí se nos puede negar ese mismo derecho a respondeles.
Y, por último, Paseante, siempre será mejor reírnos que enfadarnos(no de don Mario, claro, pero sí de sus declaraciones, que denotan una visión roma y sesgada de la realidad).
Que siga escribiendo don Mario, que lo hace muy bien. "Mario, escribe, que es lo único que sabes hacer bien", dijo su mujer (según él).

mariajesusparadela dijo...

Sí, señor. Todita la razón: en tu crítica a V.L.; en tu respuesta al comentario y en relato de los "saltimbanquis".
Clap,clap,clap...

Caruano dijo...

FELIPE,

a mí también me parece que el discurso no fue "afortunado". Por supuesto que tiene todo el derecho a decir lo que quiera, pero no me pareció pertinente que en la entrega de un premio literario se haga apología del neoliberalismo.
Saludos.


PELETERO,

estoy de acuerdo en el primer párrafo de tu escrito: yo también procuro que nadie se moleste con mis opiniones(sin menoscabar por ello mi libertad de expresión), porque solamente son eso, opiniones.

También estoy de acuerdo con una parte del segundo párrafo de tu escrito: MVLL es caleidoscópico, por eso es un buen escritor.
Con la segunda parte del segundo párrafo, con todos mis respetos, disiento.
Saludos.

NINA dijo...

No me gustan los payasos.
Nunca me gustaron.
Lo que sí me gusta es tu pintura, que me recuerda a una de Francis Bacon.

Bacione

Caruano dijo...

Anónima ÁNGELA :-),

mi intención no es insultar a Vargas LL. sino disentir y tratar de cuestionar sus "salidas de tono".
Me llamó la atención que don Mario utilizara la palabra "payaso", como insulto, en uno de los discursos mejor preparados del año. Por eso elegí el estilo epistolar: para poder incluir al payaso como el remitente de la misiva. Y pensé que a Charlie River no le molestaría en absoluto reirse de sí mismo y de su gremio (para eso están los payasos) si con ello ponía en solfa cualquier tipo de "payasada".
Las palabras, dependiendo de la intención e intensidad con la que se arrojen, pueden servir para insultar o para ridiculizar al insultante (pueden tener efecto boomerang).
Con esta "payasada" también pretendo (no sé si lo consigo)rendir un minúsculo homenaje a los payasos.
(Angelita, me gusta mucho que comentes en mi blog).

Un besazo muy fuerte, requetepresiosa (y otro para él).

Caruano dijo...

MARÍA JESÚS,

muchas gracias por los ánimos. Los voy a necesitar, ya ves.
Beso.


NINA,

la foto que ilustra el post la hice en Roma, en Museos Vaticanos y es la foto de ¡un cuadro de Bacon !. Yo solamente le puse la nariz de payaso. (qué más quisiera yo que pintar como Bacon). Lo único mío que se ve en la foto son las canas que asoman a la derecha del cuadro (a tu izquierda).

Baci, guapa.

Ángela dijo...

Bueeeeno, vale, aceptamos payaso. Más besos.

Sonámbulo dijo...

Algo he oído de lo que dijo Vargas Llosa, pero como no sé nada realmente ni de su discurso, ni de su persona ni de su literatura (debo ser el único aquí que no ha leído nada suyo) no puedo opinar sobre el principal.

Eso sí, creo que se puede perfectamente criticar cualquiera de las dimensiones de este autor, que no por ser escritor deja de ser 'opinador', y menos cuando tiene un micrófono delante y opina. Está claro que muchas veces la caída de una de esas dimensiones no afecta al resto.

En cuanto a los payasos, tengo que admitir que nunca me gustaron ni me hicieron gracia. Qué le voy a hacer, debí conocer a los malos, a los más infantiles... Paradójicamente, siempre los he asociado más al género de terror (el payaso asesino, Payasos asesinos del espacio exterior, It...) Me gustan los arlequines y los payasos tristes decorando las casas. Lo curioso es que sí me gusta el mundo del circo y la feria, y de peque mi padre me llevaba al circo cuando venía a la ciudad, me gustaba todo, las fieras sobretodo, pero la actuación de los payasos en la televisión o las típicas fiestas para niños no me hacían nada de gracia, hola Don Pepito, hola Don José... me aburrían soberanamente. Eso sí, les respeto mucho y les envidio: yo también quiero ser un payaso, es uno de los papeles en los que más a gusto me encuentro.

No conocía a esa leyenda llamada Charlie Rivel (se ha equivocado usted al escribir su nombre en el título), pero gracias a esta entrada y a una visita a la wikipedia he solucionado el daño. Un gran tipo, ese payaso, uno de los clásicos que llevaban la imagen clásica de calva, pelo en las sienes, nariz y pintura de sonrisa blanca. Pero su imagen me parece triste, no graciosa, debe ser cosa de otra época.

Sonámbulo dijo...

Ah, que se me olvidaba el cuadro. He visto pocas fotos aún de obras de ese autor, pero de verdad tengo curiosidad, porque me gustan, lo poco que he visto es algún retrato feo y extremo.

La primera vez que oí nombrar a ese pintor me confundí, claro, cómo no. En el circo de la filosofía hay varios Bacon, principálmente Roger (s XIII) y Francis (s XVII). Y eso sin contar a Kevin Bacon, el actor. Vaya lío de nombres. Te juro que alguna vez he llamado 'Kevin Bacon' a 'Francis Bacon' (el filósofo) sin darme cuenta. Cuando ví una vez un retrato grotesco de 'Francis Bacon' pensé que no podía haber más Francis Bacon en la historia que el Francis Bacon del XVII. Pero ese cuadro no podía ser del XVII, era del XX. ¡! Comprende mi estupefacción e ignorancia, es como si de pronto te dicen que existe un escultor finlandés actual que se llama Isaac Newton.

Así que ahora tengo que recordar al menos a cuatro Bacon, dos de ellos Francis. Sea.



XD

El peletero dijo...

Es normal que disientas de mi opinión que considera que no aciertas, apreciado Caruano, sería extraño lo contrario, que estuvieras de acuerdo conmigo en pensar que estás equivocado.

Nadie discute el derecho de cada cuál en decir lo que crea oportuno, es bueno hacerlo y en el lugar que mejor le parezca, VLL incluido, así sabemos todos a qué atenernos.

Pero las opiniones no son, en muchos casos, innocuas ni balas de fogueo, y algunas (no me refiero ni a las de VLL ni a las tuyas) tampoco merecen, para decirlo con suavidad, el más mínimo respeto, al menos no para mí.

Saludos.

India Ning dijo...

No se puede negar que como escritor, nació con un don, pero como no es sólo conocido por sus novelas, sino también por sus discrusos político sociales, a mí el señor Vargas Llosa, me sienta como una patada en el hígado. Su enfatizada aversión contra los movimientos activistas indígenas, sus crónicas para El País desde Irak, sus manifestaciones neoliberales, su racismo hacia los indios americanos y su huída hacia España cuando se tragó la derrota electoral, le declaran abiertamente como un personaje muy cercano ideológicamente a la ultra derecha.

Caruano dijo...

PELETERO,

cuando dije "Con la segunda parte del segundo párrafo, con todos mis respetos, disiento", me refería a tu comentario: "Pero acierta mucho (MVLL), otros, en cambio, no aciertan casi nunca." Obvio.
Sé que te gusta la precisón, pero cuando intentamos expresar ideas, a vuelapensamiento, no acertamos completamente con las palabras elegidas; y creo que tampoco es tan necesario milimetrar las frases en un comentario: mientras nos quedemos con la sustancia del discurso que nos quieren transmitir, ya hay bastante. Distinto es cuando tratas de escribir un enjundioso texto: en ese caso nunca viene mal un corrector de estilo.
Saludos

Caruano dijo...

SONÁMBULO,

de acuerdo contigo estoy; cuando se tiene un micrófono delante,un escritor-opinador, un opinador a secas, un payaso..., cualquiera, puede llegar a decir tonterías.
MVLL tuvo mucho tiempo para preparar su discurso y nos sorprendió con un parlamento brillante (como brillantes son algunos de sus libros),pero también nos intentó vender su ideología neoliberal, que por otro lado, no es preciso que nos la vendan más, porque el mundo ya está sufriendo las consecuencias de la aplicación de esa ideología.
"Los payasos estamos acostumbrados a que se utilice nuestro nombre "corporativo" para insultar, y casi siempre nos hace gracia, pero creo que no está de más que de vez en cuando nos revelemos y, con respeto, hagamos coña sobre los insultos que profieren utilizando nuestro nombre". Charlie.
SONÁMBULO II,
Francis Bacon (Paco Tocino) es un pintor muy interesante. Vivió en Madrid (allí murió)y, durante una época, visitaba casi a diario los cuadros de Velázquez. La foto que posteo es un retrato de Inocencio X, y Bacon se "recreó" en el retrato que Velázquez pintó del Papa (yo tuve la suerte de verlo en el museo Doria Pamfili de Roma; también vi el de Bacon en los Museos Vaticanos).

Además de a los cuatro Bacon que tienes que recordar, apunta este otro nombre que corresponde a una político española alejada ya de la escena: Isabel Tocino (Elizabeth Bacon). XD

Mercedes Thepinkant dijo...

Se ha expresado usted muy bien, sr. Caruano, con fina ironía y gracia.
Me ha gustado especialmente la imagen de la curia sudando bajo el tafetán, muy bien traído.
Espero que nos informará puntualmente de los próximos agraciados con el premio Payaso de Oro Paralelo. Hay tantos merecedores que no se como lo van a hacer.
Sobre el sr. VLl... no soy yo quien para opinar y además no importa.

Besos afectuosos y solidarios (estoy rumbosa hoy)

El peletero dijo...

Un corrector de estilo es bienvenido y de agradecer para todo aquél que desea hacer las cosas bien y no dar nada por sentado, pero la precisión es obligada siempre para no confundirnos ni equivocarnos, que menos, ¿no?

Sí es necesario milimetrar las palabras, claro que sí, y mucho más hablando de escritores a los que se critica y que acaban de recibir el Nóbel, y aún y cuando sólo se quiera escribir un texto rápido y gracioso.

Me alegro y te doy las gracias por ambas cosas, por tu corrección y por tu precisión.

Saludos.

Caruano dijo...

INDIA,

sí, Vargas Llosa tiene un don especial para escribir y mucho oficio, nadie puede negárselo, pero, como he dicho antes, apañados estaríamos si no pudiéramos criticar sus palabras cuando no estamos de acuerdo con él; dá igual que le otorguen el Nóbel o el corpiño de Isabel la Católica. Y como "opinador" público que es, tendrá que aguantarse. Faltaría más.


MERCEDES.

"Querida Mercedes, te tendré informada de los próximos Payaso de Oro Paralelo, tú lo mereces, hermosa; Algún día te contaré los cuchicheos y las expresiones de júbilo que los cardenales... bueno, ya te contaré." Charlie.

Besos, rumbosa.


PELETERO,

no voy a entrar en laberintos linguísticos, aunque tu comentario me sugiere hacerlo; pero no creo que sea el momento de hablar de noción de corrección/incorrección, ni de funcionalismo linguítico, ni de estructuralismo, ni de corrientes linguísticas conservadoras, ni de si el lenguaje es una entidad dinámica, ni del concepto de precisión... No. Las palabras, ante todo, sirven para comunicarse; me doy por servido si consigo comunicar aquello que quiero en este texto.
Yo sí creo que se puede criticar a un escritor, milimetrando o centimetrando las palabras, tanto si recibe el Nóbel como si escribe necrológicas. A los escritores hay que respetarlos por lo que son, por lo que escriben y por lo que dicen; nunca por los premios que tengan en su haber.

Yo también te doy las gracias por tus precisiones.

Saludos

la jardinera dijo...

¡¡Viva la libertad de expresión!!

Sobretodo si en esa expresión de la propia opinión no existe el insulto.

Un besazo,

Eastriver dijo...

Blake sabe pero Mario no. Porque Mario es tonto desde hace muchísimos años. Saludos a Charlie y felicidades por tu aguja de coser temas dispersos: buena mirada.

diminuto blog dijo...

Sonámbulko escribe... debí conocer a los (payasos) malos, a los más infantiles.

En el siglo pasado trabajé como payaso para niños y adultos; trabajé en teatros de postín y también pasando la gorra (y frío) en parques descuidados. Asociar los payasos más infantiles a los payasos malos, es una perversión. Uno puede ser malo o bueno exponiéndose ante respetuosos públicos adultos, o frente al insorbornable griterío de un ejército de niños. Pero hay que ser siempre bueno ("inocente")para intentar hacerlo.

Malo, lo que se dice pésimo, cualquiera podemos serlo en cualquier profesión. Pero payaso, lo que se dice payaso, no lo puede ser cualquiera. Ni siquiera el voluble Vargas Llosa, de quien prefiero recordar su primera etapa como escribidor, y hasta que tuvo la ocurrencia de escribir Teatro.

Los comentarios en esta entrada (he leído todos), me han enriquecido mucho, y me han zarandeado; supongo que conmovido; de manera que he pasado, en minutos, de pensar así a pensar asao.

Payasa condición.

PD:

Ya hay que ser payaso para tener que publicar con la condición de escribir la verificación de palabra que me ha salido a escena:

ackaywa

Carlos Salazar dijo...

Hola, Caruano
Una nota para celebrar tu fina ironía. Don Mario es un gran escribidor, fuera de toda duda y la adjudicación del Nobel no se discute. El problema es su aproximación al neoliberalismo como panacea de libertad y justicia (soy incapaz de identificar si por mala baba o por un rasgo de ingenuidad, que todo puede ser). Repito que tiendo a pensar que en su supuesta bonhomía cree en la buena intención los que manejan los mercados. Y ya hemos visto como el neoliberalismo se ha cargado la economía mundial no una sino varias veces. En fin, que el ultraliberalismo sólo aspira a acumular capital, a producir un "dumping" social que desarma derechos laborales en economías del primer mundo (justicia social) con lo producido en economías de otras partes del mundo donde no se invierte en protección social (de hecho en muchas de ellas en condiciones de semieclavitud).
En resumen, un gran escritor (mejores sus primeros libros que los posteriores) pero como mínimo un "despistado" confundiendo liberalismo (en su sentido de originador de la socialdemocracia que desarolló el estado de bienestar) con neoliberalismo (que aspira a volver a las no-condiciones laborales del finales del siglo XIX).
Desde este punto de vista, el sociopolítico, es un desatino adjudicarle la razón teniendo en cuenta que la realidad muestra todo lo contrario (para muestra sólo un botón: su admirada M Thatcher en aras del neoliberalismo desmontó en Inglaterra el mejor sistema de salud del mundo en los 80 para privatizarlo y empeorarlo -ahora los británicos vienen a España, si pueden, para operarse, por ejemplo, de prótesis de rodilla y similares que no son cubiertas en su país-)
Un saludo de un admirador de tu blog
PD: Aunque lo intento no entiendo la mitad de lo que dice El Peletero; no entiendo si es que tiene un punto de vista muy particular, particularísimo, o es que no me entero, que todo puede ser

El peletero dijo...

Yo nunca he dicho que no se pueda criticar a VLL, faltaría más, se le puede y se le debe criticar, a él, a Dios Padre y a cualquiera, incluidos los blogueros como tú y como yo.

No hace falta que entres en ningún laberinto, apreciado Caruano, no es necesario, sólo que es bueno, creo yo, procurar ser precisos con las palabras, y mucho más cuando, como dices, pretendemos comunicarnos con ellas, ¿no?

Saludos.

Encarni dijo...

Una fina ironía la de Charli, me ha gustado mucho esta carta dirigida a un premio Nobel, el pobre de Vargas Llosa ya llevaba varios años preocupado por que se lo dieran un año de estos, y por fin!!! ya le tocó, mira que ha estado haciendo méritos, méritos de saltimbanqui diálectico diría yo, cuando le ponían un micrófono cerca. Y es que no lo podía remediar, los payasos nacen y después se van haciendo. Pues eso.

Un puñao de besos.

Duschgel dijo...

Pues ¿sabes qué? Que después de tanta controversia yo me quedo con Charlie. Que siempre me cayó muy bien. Y encima de Cubelles, donde veraneábamos con los yayos.

Noemí Pastor dijo...

Ay, tengo yo una debilidad por el señor Vargas Llosa. No sé qué pasa, pero siempre me convence. Le leo en El País y siempre pienso "Pues tiene razón". Tengo que andarme con cuidado, si no quiero acabar yo también profiriendo loas al liberalismo y a los emergentes sistemas económicos asiáticos.
Y hablando de payasos, ya me contarás qué te parece "Balada triste de trompeta". Si
la ves, claro. Bueno, y si no la ves, también.

Sonámbulo dijo...

Pues que sepas que existe también una Elizabeth Bacon, no solo Isabel Tocino, lo acabo de buscar en Google. Alucinado me hallo, ¿de cual hablabas? XD

Conocía el retrato de Inocencio X (¿Versión para adultos?) de Velázquez, de foto, claro, ya que aún (pecador de la pradera que soy) no he ido al Prado. Y eso que fui a los madriles hará cosa de tres semanas. Pero el de Bacon no. Buscaré más, aunque nunca sea lo mismo una triste imagen sacada del google, de 300X400, a la experiencia de verlo directamente.

Diminuto, tienes toda la razón, perdona. Debí escribirlo sin pensar mucho, porque yo no pienso así; quiero decir, no pienso que los payasos más dedicados a los niños pequeños sean peores que los payasos con shows para todos los públicos o para más mayores. Y por supuesto payaso no puede ser cualquiera. De hecho, poca gente valdrá de verdad, hay que valer, tener arte, empatía, comunicación con el público y currar mucho. Digo yo. Así que lo dicho, por favor acepte mis disculpas, sr. Diminuto (vaya nombre se ha puesto. Ahora veo su blog y ya sé porqué.)

Sonámbulo dijo...

Ah, Caruano, claro que me puedes llamar 'Raúl'. Faltaría más, hombre :)

Caruano dijo...

JARDI,
que viva la libertad de expresión , sí. Yo procuro ser respetuoso , aunque quizá a veces no sepa transmitirlo. Un besazo y felices fiestas!
RAMÓN,
muchas gracias por tus palabras, te lo agradezco de verdad. Un saludo ¡y bon Nadal (aunque no las celebres con mucho entusiasmo);)!

DIMINUTO BLOG,
ante todo, quiero pedirte disculpas si te ha molestado el tono de mi post. Me gustaría que supieras que el oficio de payaso es uno de los más difíciles que puedo imaginar, y de los más admirables. Tengo amigos (y familia) en el mundillo de la "farándula" y del payaseo, y estoy muy orgulloso de ellos.
Estoy completamente de acuerdo contigo cuando dices "Pero payaso, lo que se dice payaso, no lo puede ser cualquiera".
También quería romper una lanza a favor de Sonámbulo (antes de darme cuenta de que ya dejó él una nota aludiendo a tu comentario).
Acéptame un afectuoso saludo.

Caruano dijo...

CARLOS SALAZAR,
gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo en cuanto a la valoración que haces de Vargas Llosa como escritor. Y, por supuesto, sobre todo lo demás que apuntas sobre el neo-liberalismo que defiende con denuedo V.LL.
Yo no sé si don Mario es un "despistado" como tú sugieres, pero creo que ya está mayorcito para andarse con despistes de tamaña envergadura.
Muy ilustrativo resulta el ejemplo que das sobre como Thatcher desmontó el sistema de salud público de Reino Unido( y el sistema de tranporte público, y el de protección social...) con sus ideas neo-con (me da rabia que la gente identifique liberalismo con la desfachatez de los neoliberales). Pero yo añadiría más: todo empezó cuando Ronald Reagan (modelo a seguir por Margaret) acabó el trabajo iniciado por Truman, demontando la socialdemocracia que había iniciado Roosevelt (el bueno).
Otro ejemplo: hace unos años, en algunos hospitales de España alertaron de que muchos norteamericanos ingresaban con paradas cardíacas; los operaban, les proporcionaban la solución requerida para su dolencia cardíaca y nunca más sabían de ellos. Resulta que, después de investigar tan alarmante número de casos, se dieron cuenta de que acudían a nuestro país y, después de practicar algún tipo de ejercio excesivo que les provocara el infarto, acudían, a sabiendas de que en España la Sanidad es universal, a nuestros Hospitales y así podían salvar su vida. En su país (los EEUU) pueden morir de un infarto (por una dolencia cardíaca ya diagnosticada), porque sus seguros no les cubren tan costosas intervenciones.
Uff, algo largo me ha salido el comentario; sólo para decir que una de las consecuencias del neoliberalismo es que en el país más poderoso y rico del mundo sus ciudadanos no tienen la atención que deberían. ¿Ése es el espejo donde deberíamos mirarnos?.

Un saludo.

Caruano dijo...

PELETERO,
te doy la razón. Estoy de acuerdo contigo.
Un saludo (Y bon Nadal)

ENCARNI,
muy bueno lo de "saltimbanqui dialéctico".
Un besazo, maja.

DUSCH,
yo también me quedo con Charlie, sin ninguna duda (¿lo viste alguna vez por Cubelles?). Petó.

NOEMÍ,
cuidadín, que es fácil caer. Pero tú eres lista, jodía.
Tengo la peli de Álex de la Iglesia en mi lista. Este finde vi (sin alejarme del campo semántico de la palabra 'payaso') Burlesque. Realmente burlesca.
Ya te contaré cuando vaya a ver Balada...

SONÁMBULO-RAÚL,
de stone me dejas: uno escarba en la internet y le salen Tocinos por doquier.
El retrato que Velázquez pintó de Inocencio XXX :-) lo vi en el Museo Doria Panphilli de Roma (casi lo pude tocar de lo mal expuesto que estaba). No te lo pierdas cuando vayas a Roma, vale muchísimo la pena.
El Prado quizá sea la mejor pinacoteca del mundo(junto con el Louvre y la National Gallerie), y cuando vayas no olvides guardar tiempo y piernas para patear una de las mayores y mejores colecciones privadas que existen (frente al Prado): el Museo Thyssen-Bornemisza.No tardes mucho en ir.
Y cuando vayas a Londres, encontrarás obra de Bacon en la Tate Modern (muy buena). .
Diminuto es un gran fotógrafo y tiene un blog muy interesante. Me alegro de que lo hayas visitado.
Un abrazo.

Duschgel dijo...

Pues no. Cuando murió yo era una cría y lo único que vi en Cubelles fue una estatua dedicada a él. Sólo lo llegué a ver por televisión.

El peletero dijo...

La verdad, no creo que haya que elegir como cuando nos preguntaban a quién queríamos más, si a papá o a mamá.

Yo por supuesto me quedo con los dos, con VLL y Con Rivel, el auténtico, naturalmente, no el apócrifo.

Bon Nadal, Caruano, per a tu i per a tots els teus.

Tesa dijo...

No conozco nada de Vargas Llosa.
Lo estudié en el colegio y luego dejé a medias La tía Julia y el escribidor.
No sé. Quizá debería reconocerme inculta por ello.

De payasos sé algo. Mi madre nos llevaba al circo todos los años, de pequeños. Era muy divertido.
Es curioso cómo el lenguaje popular le ha dado un sentido despectivo a palabras como payaso o circo, tan lejos de ese significado.

Te dejo un beso, Caruano, y mis mejores deseos para estas fiestas y el año que empieza.

diminuto blog dijo...

Permiso...

Gracias.

Sonámbulo: Si dos personas pien disculpas en base a mi comentario, es porque debo haberme expresado muy mal, por lo que debería ser yo quien las pida (pues no soy payaso, ni na).
Es posible que el término "pervensión" haya "pervertido" mi mensaje, así que disculpas si te has sentido ofendido por ello. Seguro que debería haber usado un término más ajustado, y más cuando he comentado a una persona a la que no conozco.
De verdad (palabrita...) que no me ha indignado tu comentario, sólo me ha sorprendido la asociación que hiciste.

Muchas gracias, sonámbulo amigo.

:-)
____________


Caruano... Ahora es cuando me siento incómodo, y pensando hasta qué punto he podido expresarme mal.
Tu post es tuyo, y mi sentido del respeto alcanza a comprender todas las opimiones.

Para no robarte más espacio en el tuyo, concluyo escribiendo que tu entrada me gustó, porque es libre, que ya es mucho.

Feliz noche a todos los visitantes y visitantas de éste cuaderno.

PD: Hace unos días felicité a mi amigo Karim porque celebraba su fiesta del cordero. Hoy, karim me ha felicitado a mi, y aunque yo no celebre "nuestra" nochebuena.

Sonámbulo dijo...

Diminuto, no creo que te expresases mal, yo me disculpe además porque releí mi comentario anterior y no me gustó nada. Quería decir que en mi recuerdo, los payasos que conocí de alguna fiesta (recuerdo una en concreto, en un hospital, no sé qué se celebraba exactamente) me aburrieron. Pero no podía generalizar esa pequeña experiencia personal a años de distancia para opinar sobre los payasos. Y menos lo de 'infantiles', porque yo no pienso eso.

Casualidad hace poco me pasó algo que me ha recordado a esto, en un tema completamente distinto: los juegos. Hablaba con un rolero experto de un juego de rol de tablero que me gustó mucho en la infancia, y como por excusarme dije (sin pensarlo): ''bueno, pero sé que es un juego infantil...'' A lo que el rolero experto me corrigió: 'No existen juegos infantiles, solo juegos buenos y juegos no tan buenos.' Claro, eso mismo pienso yo, pero en fin... Que me salgo del tema, qué tendrá que ver eso con esto.

En fin, que aunque no lo pareciese, yo respeto mucho a los payasos, y creo que es un oficio difícil dentro del mundo del espectáculo y el cara al público en general.

Por mi parte, no me molestó en absoluto tu respuesta, al contrario, agradezco que la hicieses. Creo que cualquier bloguero puede criticar a cualquier bloguero, aunque no nos conozcamos, y eso no es nada malo si se hace con respeto, como hiciste tú. Al contrario, es muy bueno, responder y replicar es lo mejor que tiene esta Web 2.0 en la que nos movemos.

Perdona por salirme de tu post, Caruano.

nomesploraria dijo...

A mí este señor me da demasiada pereza para seguir leyendo sus libros. Es el que menos me gusta de los escritores latinoamericanos de su generación. No comparto sus opiniones sobre casi nada.

Por cierto si quieren ver el maravilloso cuadro Inocencio X de Velázquez, no vayan al Prado porque está en la Galería Doria Pamphili. No se lo pierdan si se acercan por Roma.

Lo que daría por ver a Don Diminuto actuando de payaso en una plaza de pueblo. La gorra la paso yo.

Un abrazo para estas calamitosas fiestas señor Caruano.

Maripaz Brugos dijo...

Caruano, llego un poco tarde...pero he captado la fina ironia y la critica estupenda al personaje.
Cuanto aprendo cuando te visito!!

Como premio, te dejo un abrazo navideño y todo mi cariño.