21 oct. 2013

Empire for Sale

                      


11 comentarios:

Angeles dijo...

Te lo confirmo, está en venta.

Aquí te envío la prueba:

http://algunasmiradas.blogspot.com.es/2013/05/se-vende.html

Angeles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pazzos dijo...

Muy bien traído, Ángeles.

Voy a escuchar la musiquilla.
Un abrazo a los dos.

Ātman dijo...

Tan mal están las cosas ¿eh? Será como cuando cayó Roma. Y ya sabemos quién será la nueva Bizancio. ¡Que dios nos coja confesados!

Rick dijo...

Pues no sé que te diga... igual sí. Según tengo entendido los States se hallan al borde de la quiebra, de la que el lío actual entre demócratas y republicanos (azuzados por el Tea Party)es simplemente la punta del iceberg.

Así que no me extrañaría que llegase algún jeque enamorado de las bellezas blancas y se la llevase a su harén. Y los occidentales nos quedaríamos llorando como mujeres lo que no supimos defender como hombres: vamos, como Boabdil. La venganza árabe muchos siglos después.

En fin, la pérdida nos fortalece. Bien la señorita Emerald (aunque le cante al fulano ese, Lagerfeld, al que aborrezco). Pero me he llevado una desilusión: pensé que me encontraría ante una versión tuya.

mariajesusparadela dijo...

La libertad siempre ha estado en venta, que se lo pregunten a los Espartacos que vivimos en este mundo. Y me apena mucho más que se venda Grecia, que tiene más solera...y, ya ves.

Pez Átono dijo...

Me adhiero al señor Rick-pero que corra el aire- en eso de que, pese a que la música es estupenda, me esperaba algo más personal de usted: una creación propia, que diría el Gran Cañita Brava. Nos tiene mal acostumbrados, joven.

Soy un descreído, y recelo de cualquier cosa que venga de los States. Ya sé que inteligencia militar es un oxímoron, pero, con los antecedentes de los USA, podría llegar creerme que su crisis es adrede.

Sin embargo, aguardo su agudo y ajustado análisis político-económico. ¡Ya que no hay música! Su voz ha ganado tanto en los últimos tiempos, que la prefiero a la de muchos profesionales y confesores.

Salud.

Maripaz dijo...

En estos tiempos, se vende la libertad y cualquier cosa...
La música chula, pero he echado de menos tu voz...
Besos.

Tesa dijo...

Sólo queda algo más patético, que en vez de venderlo, lo subasten por ebay.

:)

Caruano dijo...

ANGELES,
jo, pues es verdad, pero... ¿no es esa la hermana handicapé de miss Liberty?
Oye, maja, soy lento, entre otras cosas, para reconocer heterónimos, pero ¿no serás tú la amiga de mi vecino?
.


PAZZOS,
sí señor, bien traído(veo que os frecuentáis). Abrazo for you también.

ATMAN,
la minúscula que escribes en el dios que a mí no me cogerá confesado, te traiciona: si no ateo, te imagino, como mínimo, agnóstico (o politeísta. Chi lo sa).
Abrazo.


Sí, querido RICK, al borde de la quiebra han estado los States, aunque siempre van y se salvan mientras el r4sto de la humanidad sigue hundiéndose.
En cuanto al Empire State Building, no sé al final quién se lo ha quedado. Yo pujé alto por ese rascacielos (mi favorito junto con la torre Chrysler y el Flatiron) cuando estuve allí, pero... es muy probable que se lo haya quedado algún jeque con más parneses que yo. ;-)
A la Emerald vine escuchándola en el avión de vuelta y me gustó -no la conocía-. Y al Lagerfeld ese que le den (o, mejor: que no le den y que se fastidie.).
En cuanto se me aclare la voz (puta amigdalitis) prometo seguir martirizándote con nuevos temas ;-)
Ponme a los pies de Lauren.

Caruano dijo...

Pues sí, MARÍAJESÚS, lo de Grecia también me apena a mí, pero es lo que pasa con los países gobernados solo por los 3 ó 4 clanes familiares más “influyentes” (gobernardos o repartidos).Creo yo. Besos.


Oiga, PEZ,
no se crea que mi afición por el karaoke ha disminuido pero, como le he dicho a Rick, en cuanto se me aclare la voz volveré a las andadas. Vaya usted preparándose.
Sobre los States, creo que puedo compartir sus recelos: cuando ellos estornudan, el resto del mundo agarra una gripe, cosa que aprovechan los usanos para vendernos todos sus excedentes farmacéuticos y otras zarandajas.
Gracias por las (merecidas) loas que usted dispensa a mi singular voz. Merece usted que, como mínimo, le abrace.


Gracias, MARIPAZ, por tus siempr, generosas palabras. Me acordaré de ti cuando vuelva a “actuar”. Besos.


TESA, todo se andará. Lo que hoy nos parece patético puede que mañana se nos antoje cosa de lo más “cool”.
Un placer volver a verte. Beso.