2 abr. 2015

Acróstico primaveral

Caruano, 2015
Acuarelas, tintas y otras manchas
                          

                          Matthiola incana
                          Antirrhinum majus
                          Libelia erinus
                          Dimorpheteca
                          Impatiens valeriana
                         Tagetes patula
                          Althaea rosea
                                   *
                          Ageratum houstoniano
                          Senecio cruentus
                          Tropaeolum majus
                          Escholtzia californica
                          No encuentro flores que empiecen por n
                          Impatiens hawkeri
                          Amarantuhus caudatus




Hoy no canto.    

22 feb. 2015

Érase una vez...



Cuando me pinché con aquel uso en los talleres de Palacio me entró tal sopor... 
Qué bien, pensé. Por fin voy a caer en brazos de Morfeo (los chicos de Palacio siempre tiramos de mitología en nuestras metáforas). Es decir, me entró una modorra... Modorra impropia de mí, ya que desde niño he sido insomne, y cuando consigo dormir mi recurrente pesadilla es estar despierto (insana envidia le he tenido siempre al enano dormilón). Por el contrario, mis mejores sueños están plagados de interminables siestas.  
Pero sigamos con el cuento.
En todo momento creí -como la tradición manda- que alguien vendría a despertarme. Pero nadie vino, no. Ni príncipe, ni princesa, ni la madre que los parió.
Hasta que un día de furiosa tramontana (viento que nos tiene medio tarumbas) me desperté yo solito, asustado por el frufrú de cien banderas cuatribarradas, para descubrir que el país donde dormí todo este tiempo, más que la Tierra Prometida o un país de cuento, era un país de cuentistas.
Y colorín colorado...

Pero ya ven ustedes. He tardado menos en despertar que la narcoléptica princesa (¿100 años durmió?), aunque el uso con el que me pinché lo guardo en la mesita de noche, junto a los condones, para volver a abandonarme, si el ambiente se pusiera más insoportable de lo que está, en los brazos del señor Morfeo.

Hoppers' shadows. Tiza y alambre.
         (Aunque también podría llamarse "Anatomía radiológica del nacionalismo: tiza, alambre y sombra".)

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            
                                             Sólo para atrevidos (tarda 8 segundos en sonar)

8 jul. 2013

¿Greguería?

El agricultor es barbero de sus campos.

Mi casa según Google.

                                          Bye Bye Blackbird by Miles Davis & John Coltrane on Grooveshark
                                   (Seguro que a Ramón G. de la S. le gustaba este tema)