7 dic. 2010

CUESTIÓN DE TACTO.



Desde hace un tiempo, en mi cabeza suena la cantinela  Debería hacerme un chequeo médico: unos análisis de sangre, una placa de tórax, curva de glucemia, exploración de la próstata...
Familiar resulta para las mujeres el chasquido de los guantes de látex sobre la mano del ginecólogo, pero los hombres retrasamos todo lo que podemos nuestra visita al urólogo, porque sólo pensar que un dedo desconocido, mientras miramos a Murcia, realizará una incursión por oscuros senderos de nuestra anatomía nos supone, como mínimo, una incomodidad.
Un urólogo me contó que los pacientes acudían nerviosos a su consulta y, en muchos casos, trataban de justificar sus nervios con la típica frase Es que no me gusta que me metan nada por ahí; creo que ni un pelo me cabe, a lo que el médico respondió Mire usted, las ganas de hurgarle por ahí, no me subyugan, pero como hay que hacerlo, pongámonos manos a la obra: bájese los calzoncillos mientras me calzo los guantes.
También me contaba el galeno (después de la primera botella de vino que tomamos) que cuando el paciente, en un ataque de hombría exacerbada, insistía en que su ano era incapaz de recibir cualquier tipo de ofrenda, le provocaba explicarle que por ahí, con un poquito de paciencia y con mucha vaselina, podía caberle el Tío Vivo del parque de atracciones. Además -seguía contando-, los más machitos, al final, son los que entornan los ojos cuando muevo mi dedo por ahí, hasta el punto de que temo que me pidan un besito.
Entre risas, pensé un chiste más de médicos. Pero es cierto que existe la falsa creencia de que la masculinidad tiene que ir asociada a la protección de nuestro sagrado e inexpugnable orificio, y ya es hora de que nos quitemos tantas telarañas de la cabeza y pidamos cita a nuestro urólogo. Corremos el riesgo de hacerle morritos y pedirle un beso cuando nos revise por ahí pero, a cambio, quizás evitemos que un cáncer de próstata nos posea para siempre.

Yo, por si acaso, antes de ir al urólogo, pediré cita con mi dentista para hacerme una limpieza a fondo (no vaya a ser verdad lo del besito).


                             


38 comentarios:

Un paseante dijo...

Hombre, no sé. Es posible que aún quede mucha gente con ese tipo de estructura cerebral, pero en fin... yo, por mi provecta edad, ya he pasado por el urólogo y otros personajes de la farándula médica (hasta ahora siempre por previsión, gracias a los dioses: toco madera). Y su "toqueteo" no me da más grima que, por ejemplo, una aguja en vena: eso sí me ataca los nervios, desde pequeño. No valgo para yonki.

Tesa dijo...

No llegamos a acostumbrarnos del todo, a que un extraño hurgue en nuestras intimidades.
De todos modos, se va llevando mejor con los años; algún día, a dentadura postiza quitada, igual lo del beso...

la jardinera dijo...

Cada vez que acudo a la ginecóloga y me tumbo en la camilla, encojo y contraigo todo lo que se menea. Y llevo treinta años yendo a la ginecóloga.

Así que entiendo tu miedo a la "prime".

;)

Todo sea en pro de la salud. ¡Ánimo y al toro! jajajajajajaja...

Besos,

Mercedes Thepinkant dijo...

Pero que "cagaos" que sois los hombres.
A ver si va a ser miedo a que os guste que me parece a mi que es lo que les pasa a muchos. Se confunden las cosas porque se encasillan conceptos y prácticas sexuales. Como si esa zona fuera domino únicamente de homosexuales... hala, a ver si os relajáis y disfrutáis que nosotras llevamos ya mucho tiempo "haciéndolo".

Besines en salva sea la parte

mariajesusparadela dijo...

Muy bueno.
Debería de ser obligatorio el uso de un buen colutorio antes de entrar.

NINA dijo...

Yo te digo lo siguiente:
Me llevó más del 90% de mis visitas al ginecólogo para que dejara de parecerme un trámite algo BASTANTE MAS que MOLESTO, para relajarme y tratar hasta de "gozar", si es que cabe el término y el acto.

Lo otro que quisiera yo decir, es que comparto 100% lo que dice el médico amigo tuyo.

A los hombres LES ENCANTA que les metan el dedo en el culo. Pos supuesto, con amor, mimos, cariño, y mucha vaselina. Pero gozan de una manera increíble, y sólo se atreven a pedir cuando tienen una confianza total y absoluta con su partenaire.

Hermosos tus sumos.

Belén dijo...

Me has recordado a mi padre, que se apuntó hace años a una exploración de la próstata sin saber `por dónde era, solo porque había oído que a partir de los 50 había que hacérselo...

Y lo hizo, pobre hombre, vaya susto se daría...

Hay que chequearse, más que nada por saber si todo va bien. Créeme si te digo que al urólogo no le gusta nada esa parte de su trabajo...

Besicos

Raúl dijo...

Jeje Qué bueno. Yo nunca he ido al urólogo, perosólo de pensarlo se me revuelve el estómago, ya te dije una vez que los temas urológicos y sobretodo renales me dan miedo, no sé porqué, focalizo ahí cierto miedo. Que me metan el dedo en el culo o lo dejen de meter en principio me da igual, pero cuando tenga que llegar el momento te contaré. Bueno, no creo que quieras saberlo. Machos aún quedarán, sí. Pero atrévete tú a decirle a un bear de la vieja escuela, de esos que parecen moteros, que es poco macho. Si existen auténticos machos, son ellos, y entienden, entienden. Por comentar... XD

Molan los sumos. El segundo me gusta especiálmente, vaya currada. Lo he ampliado pero no me atrevo a decir la técnica esta vez, sorpréndeme.

Caruano dijo...

PASEANTE,
tarugos con esa estructura mental, haberlos, haylos, aunque poco a poco van desapareciendo. Yo pronto empezaré el periplo por el hospital (por recomendación de mi médico, como medida profiláctica).


TESA,

ya, me imagino que uno no acaba de acostumbrarse, pero las chicas llevais en vuestras espaldas el peso de la "tradición dactilar", y eso ayuda un poco ¿no?. :-)


JARDI,

lo primero que te dicen es que tienes que relajarle, pero ¿como coño se relaja uno cuando está con el culo en pompa y ojos extraños están mirándote?
Gracias por los ánimos, maja.
Un besico.

Caruano dijo...

MERCEDES,

somos cagaos, sí (por lo menos yo sí lo soy). No creo que sea miedo a que nos guste o no (yo hace tiempo que superé temores de esa índole), ¡es miedo al dedo desconocido, a que el médico no sepa maniobrar con diligencia!, además, así, en frío,sin preliminares, sin una copita de cava... :-)

Besos.


MARÍAJESÚS,

un buen colutorio... sí señora. (¿Hay en colutorio transposición o metátesis de la 'o' por la 'u'?
Bico.


NINA,

me imagino que cuando estás bien con alguien, cabe todo en una relación consentida ( si no es Eduardo Manostijeras tu partenair). :-)

Besos, hermosa.

Caruano dijo...

BELÉN,

pobre padre tuyo... que lo pillen a uno desprevenido es lo peor.
Estoy de acuerdo contigo: hay que someterse a pequeñas incomodidades para tener tranquilidad.

Besicos.


RAÚL,

me infravaloras: claro que me gustará que me cuentes cómo te metió el dedo en el culo el urólogo! XD.

Y, por supuesto, nunca me atrevería a llamarle nenaza a un macho bear, menudos son!, aunque "entiendan" griego. Pero creo que son machos que no desprecian a los que no lo son, sólo pasan de delgaduchos y de imberbes (la prueba de fuego para saber si uno tiene sobrepeso es ir a un bar de bears):-)

Los dos sumos son acuarelas, aunque al segundo le apliqué algo de tinta china.
Saludos!

javi-bi dijo...

Caruano, creo que lo peor no es tener miedo a que te revisen "por ahí", sino a que te pongan mirando a Murcia, porque en tal caso ¿hacia dónde miraría yo?.

Por otro lado, todo el mundo piensa en que no nos gusta que un extraño con una bata nos haga nada por ahí, de día, pero alguien ha pensado en si realmente al urólogo le apetece ese día. A mi no me gustaría ser urólogo.

India Ning dijo...

¡Ay, estos hombretones tan quejicas! (12 partos como los de antes os daba yo) ;)

Caruano dijo...

JAVI-BI,

que te pongan mirando a Murcia es lo mejor del asunto que nos ocupa. Yo espero mirar a Murcia, no en sentido figurado sino en el literal, cuando vaya a visitaros.
En tu caso, más que mirando a Murcia, tendrán que ponerte mirando a... ¿Calasparra?, ¿Gerona?
Te entiendo, a mí tampoco me gustaría ser urólogo, ya sabes que me inclino más por la Anestesiología ;-)

Un besazo (o dos) para los doh. Siempre os recordamos.

Caruano dijo...

INDIA,

hace poco parí una piedra(más bien fue arenilla) por la uretra, conducto algo más estrecho que el canal de parto y no puedo entender que las mujeres quieran volver a parir con dolor, en casa (que si en la bañera, en cuclillas, con sahumerios ...) . Si tuviera que parir, cosa improbable ya que tengo una cierta edad, me buscaría la vida para que me suministraran todas las sustancias anestésicas pertinentes...Mira, mejor que me hagan una cesárea! ;-)
El dedo por AHÍ (culo) me parece un juego de niños traviesos comparado con un parto (los pelos como escarpias se me ponen sólo pensarlo).

Maripaz Brugos dijo...

Jajajaja...debe ser un poco violento verse en semejante tesitura...pero ya va siendo hora de que perdais el miedo chicos!!

Nosotras tenemos ya una experiencia, jejeje

NINA dijo...

Hay pordió!! Que me lo imaginé y se me frunció de la impresión!

(jijjijiji..)

Duschgel dijo...

¡Qué bueno, el urólogo! XD

Lo que habría que hacer es ejercitar prácticas urológicas con la mujer, la novia o quien sea. Rápido se le quitan a uno las manías. Joder, para un punto de placer que compartimos hombres y mujeres...

Caruano dijo...

MARIPAZ,

yo estoy empezndo a a mentalizarme (y a hacer ejercicios de relajación).
Beso.


NiNA,

¿se te frunció? ¿se te frunció lo que estoy pensando?. No me extraña. El ruído de metales siempre hace extremecer.:)
Baci.


DUSCHGEL,

estoy de acuerdo. Pero tenemos que convenir que no es lo mismo "hacerlo" con el urólogo de la Seguridad Social que con tu pareja ( el urólogo, marido de mi amiga, no creo que se preste para que yo realice prácticas con él, aunque... uno nunca sabe)XD.
Saludos!

Duschgel dijo...

No, no es lo mismo. Pero los ginecólogos (con los o las que tampoco es lo mismo) encima te meten unos aparaticos que tela. Un dedo no es na.

diminuto blog dijo...

La zona perianal es un paraíso despreciado, por desconocido, por muchos hombres.

No sé si aventurarse en otras profundidades reporta también satisfaciones (algunos amigos me aseguran que sí), y porque la única experiencia que puedo contar es la de una colonoscopia cuya singladura fracasó antes de llegar a puerto. ¡Qué sudores! ¡Qué mareos! ¡Qué blanco y desmayado resulté!

Bromas aparte: una colonoscopia, hasta donde sé, puede causar averías irreparables, por lo que siempre sería aconsejable no forzar la máquina, y pedir otro tipo de inspección menos agresiva.
Es que hay algunos médicos (no pretendo ofender) que con un cursillo y un aparato se vuelven locos metiendo mano.

En mi caso, y como no se me pudo colonizar como dios manda, me conquistaron ecografía mediante.

Buenos días.

Encarni dijo...

Un asunto con mucho 'trasero' si señor. Pero lo explicas con tanto humor que lo mismo algunos hombres se animan a ese tipo de revisiones, con nervios o sin ellos, yo normalmente voy con 'nervios' al ginecólogo sólo para que me acopañen, como suelo ir solita... pues eso.

Un saludo lunar.

Caruano dijo...

DUSCH,

las mujeres dicen que prefieren que las revise una gine-hembra porque conoce mejor que el gine-macho la morfología del chichi, y por la suavidad con la que se manejan "por ahí". Si es así, yo también prefiero, por la segunda razón -la de la suavidad- que me "manipule" una urolo-hembra (siempre y cuando no lleve las "uñas a la francesa"), y si no existiera o existiese esa especialidad médica ejercida por una fémina, (la de uróloga, digo), rezaré a Hipócrates y a los dioses de la medicina para que no falte un buen tubo XXL de vaselina.

Y sí, tienes razón, los aparatejos que utilizan nada tienen que envidiar a los misiles Tomahawks.
Kuss.


DIMINUTO,

pues ya es usted mayorcito para saber si las "profundidades" reportan, o no, satisfacciones; las tiendas de juguetes eróticos ofrecen una gran variedad de adminículos de todos los tamaños, calibres y texturas que pueden adaptarse a las necesidades de cualquier consumidor macho o hembra, doncella o efebo, estrecho o "desanchao"...

Bromas aparte, hay que ser muy fuerte para mirar fijamente los dos metros de tubo del colonoscopio , y no sentir escalofríos (por mucho KY que utilicen).
Diminuto, Paco, NM... confundido me tiene usted :)
Abraçada.

Caruano dijo...

ENCARNI,

ojalá todo el mundo se animara a hacerse las revisiones pertinentes cuando toca hacérselas; nos evitaríamos muchos conflictos y desazones. Yo quiero dar ejemplo y no voy a faltar a mi cita médica.

(Enhorabuena, otra vez, por ganar el concurso de Paradela)
Beso.

Sonámbulo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Duschgel dijo...

Ajajaj, ¡qué bueno! Lo de la manicura francesa me ha llegao XD

Pues el otro día hablaba una bloguera de que prefería a los ginecólogos, que las hembras son más bastas. Yo no sé, he tenido ginecólogos y -gas y no he sufrido ni disfrutado más con unos que con otras.

Cuando hayas superado la prueba, nos lo cuentas, ¿eh? XD

Duschgel dijo...

Por cierto: me gusta especialmente el luchador de sumo de abajo. El de arriba me resulta más confuso, aunque también más profundo e ilustrativo para el tema en cuestión :)

Mcartney dijo...

Caru:
Donde esté una buena uróloga ...

la desanchá dijo...

¡Oiga usted, que desanchao/desanchá significa otra cosa!

Encarni dijo...

Gracias Caruano. Sinceramente es una cosa positiva que me ha pasado este año.
Yo también te felicito por tu cumplebloguero y que sigas muchos más entre nosotr@s.

Un abrazo.

Caruano dijo...

DUSCH,

gracias por fijarte en mis sumos ( sí, la postura del primero es más "ilustrativa").
Bueno bueno bueno, no sé si me atreveré a contar mi experiencia con el urólogo porque, si la experiencia me gusta, cosa que dudo , me dará vergüenza explicarla. Ya veremos XD


MACARNI,

¿buena uróloga? ¿en qué sentido? :-)


SRA. DESANCHÁ,

oiga, no se ponga usted así, perdone la confusión... como su nombre no figura en el diccionario, pensé que podría interpretarlo...
( entonces ¿qué significa "desanchá" para usted?)


ENCARNI,

como ya te dije, mereces el premio. Y, claro, espero seguir por aquí un tiempecito más.
Abrazo.

E. C. Pedro dijo...

Caruano, hilarante post. Creo que en "Family Guy" tienen un capítulo que trata también sobre el tema, donde el asunto de la "violación" prospera hasta una demanda penal por violación, y... en fin, Peter y sus amigotes quedan como unos tontos. En fin, valor, hay que ir aun cuando (como cualquier cita médica) tenga sus molestias. Termino los líos con el dentista y paso al urólogo. Saludos.

la desanchá dijo...

Pongamos por caso que están usted, el Dr. Frikosal y el Sr. Treehugger tomando unas cervezas con unas almendritas en una terraza, al solecito invernal, cuando ven venir, periódico bajo el brazo, a Mr. Plo. Ustedes le llaman y le hacen señas para que se siente a su mesa. Por toda respuesta Mr. Plo hace un gesto de saludo con la cabeza y va a sentarse a otra mesa. Es entonces cuando ustedes podrían exclamar con toda la razón del mundo: ¡Qué desanchao!

Miguel Baquero dijo...

Yo tuve que pasar por ese trance hace unos años, debido a una complicación que tuve, y es verdad que vas con el prejuicio metido en la cabeza y que por eso me he reído tanto con tu texto. Pero te aseguro que una vez estás allí con el olor de los productos médicos, la sala blanca, la bata del doctor, no cuesta demasiado acordarte de que vas a lo que vas

mariajesusparadela dijo...

Vengo, emocionada, a darte las gracias: eres exquisito hasta en los piropos.

Caruano dijo...

PEDRO,

dices bien, aunque suponga una molestia... Gracias por la visita, Pedro.
Un saludo.

DESANCHÁ,

ah! (haberlo dicho antes)

MIGUEL,

no, si yo sé al o que voy, pero no sé qué me encontraré :-)

MARÍAJESÚS,

acéptame un gran abrazo.

nomesploraria dijo...

Desde que me dijeron que cabe la posibilidad de tener una erección en el momento que el señor médico me lo meta por ahí, vivo un sin vivir en mí. No es por nada, es porque el urólogo es mi suegro.

En enero voy y le cuento.

nomesploraria dijo...

A mí me gusta hacerlo mirando para Zaragoza.