7 nov. 2010

EGIPTO. I.

 Hace ya bastantes años leí El callejón de los milagros. Naguib Mahfuz acababa de recibir el Nobel y yo trataba de imaginar, leyendo atentamente las páginas del libro, las atmósferas orientales y los claroscuros de El Cairo. Nunca regresé a las páginas de El callejón…, y apenas recordaba retazos de las historias entrecruzadas que el escritor me contó, aunque siempre guardé en mi memoria el color ámbar de la narración mahfuziana; pero estuve en el Café Al-Fishawi, donde Mahfuz solía acudir y, a través del gastado azogue de sus espejos, viendo pasar un mar de turistas vestidos de exploradores con los bolsillos repletos de falsas ágatas y amatistas, empecé a dibujar el rostro de los personajes de la novela que el escritor retrató con su afilada pluma.  
Yo les he puesto esta cara:  






























25 comentarios:

Tesa dijo...

De Egipto -país que no he visitado- recuerdo con cariño un libro sobre la constante pi de sus proporciones y la situación de las pirámides de Guizeh.
Con cariño porque me lo prestó un chico estupendo que me gustaba cuando yo tenía 20 años.
Ello me llevó a leer más cosas sobre el Valle de los Reyes y su arqueología.
Incluso, años más tarde, el Sinuhé de Mika Waltari, novela que recomiendo.

Bienvuelto a tu casa, Caruano.
Un beso.

NINA dijo...

Hola Caruano... se te extrañaba...
Yo partí después de ti, pero no me fui a Egipto ni a ningún lado, sólo atendí mi salud un poco. Tus fotos son hermosas, y me parece que captaste el alma de esta gente. No sabía que también eras excelente fotógrafo! Te felicito.

Yo estuve tratando de pintar pero no hubo caso. Ha ido a parar a la basura mi pareja de enamorados. Me deprimí!

Qué buen que volviste!
Baci

Miguel Baquero dijo...

En el mundo hay una riqueza inmensa de tipos humanos. Contemplarlos es todo un espectáculo, seguramente el mejor espectáculo

India Ning dijo...

Mahfuz tenía el don de despertar apetencias en sus cafés, de infundar unas ganas locas de perderse por sus callejones, sus lluvias y sus personajes de tetería, de barrio, de mil y una noches.
Entiendo lo que debiste sentir, porque a veces los grandes literatos nos hacen pasear por sus historias como si se tratara de uno de esos sueños que parecen tan reales, y poder más tarde pisar esos adoquines y encontrarte con esas miradas que supones él observó, es un placer para las emociones.
Sí, sus personajes de espejos, ecos y milagros, debieron ser como los que has captado.
Es un buen homenaje.

Belén dijo...

Es una suerte que los encontraras, no digo yo que no, pero más suerte es haberte dado cuenta que eran ellos y hacerles la foto...

eso dice mucho de ti (y bueno)

Besicos

mariajesusparadela dijo...

Què bien que has vuelto, para traernos toda esa belleza.

Un paseante dijo...

Reconozco que lo mío es el Norte: nunca he pasado de Marruecos. De todos modos, y aceptando esa, digamos, "minusvalía empática", reconozco la carga de siglos e historia que tienen esa zonas. Y admiro al señor Mahfuz: no por los temas que trata -eso, en literatura, es lo de menos- sino por su tremenda habilidad, por su soltura escribiendo.
Y eres un gran fotógrafo. Buscas los gestos, la plenitud de las miradas. Eso es un don.

Mercedes Thepinkant dijo...

Es bastante frecuente crear las imágenes de los personajes de las novelas en nuestra mente. La buena literatura obra el milagro de despertar nuestra imaginación y de poder "ver" lo descrito.
Tu tienes la capacidad de materializarlo con tu cámara. Y tus seguidores la suerte de poder contemplarlo. Creo que ahora me toca leer la novela.

PD.Que casualidad mientras tu estabas en Egipto yo escribí una entrada relacionada con el antiguo Egipto. La conexión bloguera.

http://thepinkant.blogspot.com/2010/10/horus-o-el-ritual-del-bello-encuentro.html

Bienvenido, se te echaba de menos.
Bsos

Raúl dijo...

Caruano, te echaba de menos. No he leído ese libro, pero lo has vendido muy bien, me informaré, y si me anima me lo leeré, si no no. Soy muy raro para la lectura, desgraciadamente, no soy el típico que lee todo lo que cae en sus manos. Las fotos son buenas, clavas las expresiones. Se debieron dar cuenta todos de que les disparabas, claro. El cuarto empezando por arriba y a la derecha parece un santo de postal, por el efecto de la luz detrás de él. La última tiene esa belleza exótica que imaginamos a Egipto. Bueno, ya que estoy te dejo otra confesión: Mi amor platónico (platónico porque no conseguí que fuera a más, no por místico ni chorradas de estas) que nunca pudo ser tiene ligeros rasgos 'egipcios', muy ligeros, casi no lo son, realmente no lo serán, pero siempre he dicho - y ella también - que los tiene. Egipto, tierra exótica para nosotros, me da que pensar eso, en mis pocos viajes, por ejemplo en Rumanía, intenté librarme de exotismos románticos para conseguir ver lo que había allí, sin falsas gafas. Es difícil, porque un turista ve lo que ve un turista, salvo excepciones. Supongo que estas fotos han sido un intento tuyo de capturar a las personas reales. En fin, que me enrollo.

Dante Bertini dijo...

te digo bienvenido, te extrañaba, y también ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
Creo que los cumples hoy, jardinero.
Que cultives muchas cosas bellas este año.
Preciosas fotos.

Ciberculturalia dijo...

A mi también me entusiasmo la trilogía de Mahfuz y también le recordé cuando estuve en El Cairo, ciudad por cierto que me fascinó y a la que pienso volver en algún momento.

Los rostros que has elegido, están muy bien seleccionados.

Un beso

Noemí Pastor dijo...

Me encanta viajar así. Bienvenido.

Mcartney dijo...

Caro Caru:
Pues yo de Egipto creo que sólo recuerdo a los Reyes Magos. (¿O eran de Oriente?).
Vaya arquitecto que estoy hecho.

Wellcome.

la jardinera dijo...

Decididamente, la foto que más me gusta es esa de la alegría o felicidad, aunque sea del momento: la de los niños!

¿He leído que es tu cumple?

Cumpleaños feliz,
cumpleaños feliz
te desea la JArdi
cumpleaños feliz.

Besos de cava y nata,

nomesploraria dijo...

¿Has dibujado palmeras?

Encarni dijo...

Yo leí ese libro hace algunos años, y creo que localizaste a todos los personajes, total lo mismo si le llegaste a preguntar te dicen sus nombres y todo.
Es ingenioso esta forma de hacer turismo.

Ahh! Felicidades! Y que cumplas muchos más.

Un besito.

El alegre "opinador" dijo...

¡Qué envidia! Egipto... Mi hermana ha vuelto hace nada y ha venido encantada.
Me he quedado pasmado con las fotos. Buenísimas...
Un abrazo.

Caruano dijo...

Querida TESA, visité las pirámides de Guiza pero nunca se me ocurrió pensar ni en el pi (¿es pi 3,14159265...?)ni en técnicas de la heurística ni demostraciones apagógicas. Nunca pienso en ti imaginándome a una persona de Ciencias cuando visito tu blog, no por nada, simplemente uno forma en su cabeza imágenes estereotipadas que nada tienen que ver con la realidad ( me da por pensar sobre el mal uso que hacemos de nuestra imaginación).

Nunca leí Sinuhé el Egipcio pero, viniendo de ti, acepto encantado tu recomendación.

Como hacía tiempo que no nos "veíamos", te mando más de un beso.


NINA,
me alegro de que ya estés mejor de salud (el humor, atendiendo a tus últimas entradas de blog, veo que ya está totalmente recuperado).
Gracias por tu comentario, yo me alegro también de haber vuelto.

Baci tanti!


MIGUEL,
y que lo digas! (no sé si estoy utilizando un catalanismo, pero, por si acaso, quiero decir que tienes toda la razón del mundo)
Un abrazo.


INDIA,

las historias de Mahfuz también provocan desazón, y sus personajes de mil y una noches, en muchos casos, son figuras como salidas de una pesadilla. Desde luego, uno entiende a Mahfuz cuando ha visitado su ciudad, ciudad de sueño o pesadilla.

Petons.


BELÉN,
fue después de hacerles la foto cuando pensé que aquellas caras podían pertenecer a algún personaje del libro (siempre me pasa lo mismo)

Besicos.


MARÏAJESÚS,
me alegro mucho de que te gusten mis fotos. Un place volver a ver tu preciosa foto del perfil.
Bicos.

Caruano dijo...

PASEANTE,

me gusta mucho el Norte, muchísimo, pero nunca desaprovecho una oportunidad para visitar el Sur (sobre todo Latinoamérica, tierra a la que me siento especialmente ligado). Tienes razón, Mahfuz más que escribir con pluma parece que escribiera con alas. (Gracias por lo de las fotos)
Abrazo.


MERCEDES,
leí tu relato sobre Hem-Netyer Tepy, me pareció muy bueno (a mano derecha de tu escrito refulgía tu vástago pinkantero).Sí, tendré que empezar a creer en algún tipo de conexión; ya me ha ocurrido en otras ocasiones, publico una entrada y alguien conocido trata el mismo tema que yo. ¿Albur o qué?.

Bsosx2


RAÚL,
te gustará El callejón...
Gracias por tu comentario, especialmente la primera frase de tu discurso. Yo también echaba de menos ver las horripilantes caras de tus avatares.
Sí, generalmente, los retratados se dan cuenta de que les hago fotos porque siempre pregunto si no tienen inconveniente en ser fotografiados. A veces me cuesta un dinerito pero bien empleado está.
Me gustan tus "confesiones" y quiero que sepas, hijo mío ;), que mi confesionario está abierto noche y día.
Acéptame un abrazo.


DANTE,
muchas gracias. Sí, cumplí el 8, un día antes que tú (escorpiones los dos).
Me alegro de que te gusten mis foticos. Nos vemos en tu casa-blog.
Recibe un afectuoso abrazo.

Caruano dijo...

CIBER-CARMEN,
El Cairo es una ciudad "intensa" que provoca intensas emociones. Ya imaginaba que tú también estuviste sentada en el café de los espejos.
Gracias por tu comentario.Bienvenida a casa (leí la entrada de tu viaje a Guatemala).
Un beso.


NOEMÍ,
te aseguro que sentirás algo distinto, cuando vayas a El Cairo, de lo que sientes sentada frente al ordenador viendo mis fotos (y tú lo sabes, tunanta).
Beso.


MAC,
no me hagas dudar, coño. ¿Eran de Egipto los R.M.? Qué mal estamos de Historia Sagrada; con razón se queja el Papa de nosotros, los anticlericalesfuribundosespañoles, o algo así me pareció entender (no presto mucha atención a las palabras de un tipo que, viviendo en la glamourosa Roma, se viste de Carmen de Mairena, pero sin rimmel waterprof, y dice que viene a enseñarnos la verdad.O si no, ¿a qué vino?
Saludos, majo.


JARDI,
muchas gracias, hermosa, por tu canción del cumple (aunque yo creo que la cantas, en inglés, mejor que Marilin Monroe).
La foto que más te gusta me costó un montón de piastras (menudos son los niños), pero a mí también me gustó mucho hacerla.
Besicos, guapa

Caruano dijo...

NOMÉS,
dibujé tres palmeras pero me salieron parecidas al árbol macho de la papaya. Me da vergüenza enseñarlas. Prometo enseñarte algún camello.


ENCARNI,
gracias por tu comentario.
Me alegro de que disfruraras con Mahfuz (si puedes,ve a Egipto, si no has ido ya. Te gustará.)
Yo también te felicito a ti por ganar el concurso de Paradela.
Un beso.


OPINADOR,
gracias, me alegro de que te gusten las fotos.
Sí, es un viaje que hay que hacer. Como he dicho antes, todo es intenso (lo bueno y lo malo) en Egipto, y de manera intensa se vive. No deja indiferente.
Un abrazo.

Tesa dijo...

A la imagen de Tesa, le falta la R y la E de Teresa ...que contienen el lado oculto a la red (si no soy una mujer de ciencias, al menos curiosa).
Pero eso nos pasa a la mayoría.
Muchos besos de esos ...acumulados.
:)

El peletero dijo...

Pues es una cara magnífica, Caruano, la que has puesto a los personajes de Naguib Mahfuz, la que tuvimos que encontrar nosotros también, mi hermano y yo, en casa de un fotógrafo en Assuan, cuando perdimos su pasaporte en el tren, al pasar de un vagón al otro se nos cayó a la vía. Todavía, treinta años después, debe de estar allí, viendo pasar trenes.

Saludos.

Las esquinas del dia dijo...

Excelentes retratos. ¡Y qué poder de condensación tiene el blanco y negro!
Saludos.

Caruano dijo...

TESA,
sí es cierto, a la mayoría nos pasa (apañados estaríamos si no fuera así; hay ciertas cosas que uno guarda solamente para los más cercanos)


PELETERO,
me hubiera gustado hacer el viaje de El Cairo a Asuán en tren pero en la Embajada no me lo recomendaban. Te envidio.
Yo no vi ningúna casa de fotografía en Asuán, y juropordiós que me hubiera gustado. Me hubiera hecho un retrato vestido de nubio.

Saludos.


LAS ESQUINAS...,

muchas gracias por tu comentario; bienvenido a mi blog.
En un país tan colorido como es Egipto, hay que quitarle el color a los retratos ya que la atención debe recaer en el sujeto retratado. Al menos así lo veo yo.
Gracias, otra vez, por la visita.
Saludos.