31 ago. 2010

DOS REALES.




Fui un niño-garrapata. Cualquier padre conoce las características de esa especie. 
Mi  acosada y perseguida Madre, con una sonrisa, me decía "zaaape, anda p'allá...", como ahuyentando a un gato que se restregaba por sus piernas. 
Cuando no ejercía de niño-lapa me aperreaba largas horas en el sofá y Madre trataba de animarme incitándome a buscar al ratoncito que, según ella, se escondía en aquel escenario barroco que adornaba la moneda de dos reales, con su escotilla en el centro.
-Si miras atentamente la moneda verás un ratoncito ratoneando, ratoneante, retozando y retozón. Búscalo.
Y ya me veías a mí, niño tontoelhaba, buscando infructuosamente al roedor.
-Pero mamaaá, no lo veo... (cómo lo ibas a ver, almabotijo)
-Hombre, ¿no te das cuenta de que se escapó por el agujero?, dale la vuelta a la moneda y sigue buscando.
Y a empezar de nuevo.

Al final de un corto verano Madre murió. Tuvimos que vender la casa familiar y, sin alegría, nos repartimos los cuatro cuartos que nos dieron por ella. Nada material conservo de lo que pobló mi infancia, aunque durante muchos años guardé a buen recaudo la moneda del agujero (mi único escudo heráldico) con la que Madre me mareaba. También la he perdido. Aunque, afortunadamente, pillé al ratón cuando intentaba traspasar el túnel de los dos reales.





17 comentarios:

mangeles dijo...

Nada puede ser más importante que lo que nuestras madres nos dijeron.Voy a buscar mis dos reales, a buscar el ratón, que tú madre te dijo, y que yo juro que debe estar.

Besos grandes, por grandes recuerdos.

Tesa dijo...

Ahora que mi madre no está, en muchas situaciones vienen a mi cabeza sus frases, lo que ella diría y el tono justo, como si estuviese a mi lado, compartiendo el momento.
Me gusta tu post ...me ha emocionado.

NINA dijo...

Hace tiempo que no leo y miro algo tan bonito; la historia y las imágenes.
Conmovida hasta el tuétano.

Me encantó, querido. Mucho.

Felipe dijo...

Es de lo más hermoso que he leido últimamente.De verás

Entrada muy sentida

Saludos

Un paseante dijo...

Vaya, lo tuyo no es solamente la pintura, por que veo...
Dejando aparte la tristeza implícita por una infancia de la que no queda nada y la pérdida de una madre, me ha encantado el detalle final del ratón.

Raúl dijo...

Wow, eres un artista, me ha gustado mucho, aunque sea triste me ha parecido tierno, por el recuerdo de lo que fue la infancia materializado en esos dos reales, como ha dicho ya Paseante, y el recuerdo de tu madre.

Respecto al estilo/material que has usado para hacer esto... estoy perdido, ¿qué has usado? No creo que estén hechos a ordenador, porque hay trazados a mano. Vaya, ahora me he quedado un poco triste.

mariajesusparadela dijo...

Qué entrada más entrañable, Caruano. Me ha encantado.

Belén dijo...

Me ha encantado Caruano... qué cosa más bonita, y que madre más mala! jajajajajajajjaaj

(Es bromaaaa)

Besicos

Mcartney dijo...

Caru:
Bonito.

Eastriver dijo...

Bonito, mucho... entrañable. ¿Qué hiciste con el ratón?

¿Sabes que yo me acuerdo también de la moneda de dos reales? Y recuerdo en concreto que salía un día de los escolapios de Balmes (ellos fueron los culpables de casi todo) e iba con un amigo al que había ido a buscar su abuelo. Yo tenía una moneda de esas en la mano, y recuerdo que me quejaba porque no se podía comprar ya nada con ellas (más o menos lo que sucede ahora con las moneditas de un céntimo). Y me dijo el abuelo de mi amigo: "Guárdala, que un día será una rareza?. ¿Una rareza?, pensé, ¿una rareza algo tan vulgar y tan cotidiano como una moneda de dos reales? De lo cual se deduce que los viejos siempre tuvieron razón, lo cual es un consuelo, pues para allá que vamos. Un beso.

El futuro bloguero dijo...

La historia es muy bonita. Caru, yo tengo alguna moneda guardada de las de 50 cm. Si quieres te envío una para que puedas buscar el ratón de vez en cuando. No tienes más que decirlo. En serio.

Un abrazo

Miguel Baquero dijo...

Pues a mí me parece uno de los mejores escudos heráldicos, más que caballos rampantes o gules o flores de lis.

E. C. Pedro dijo...

Caruano, es un muy hermoso recuerdo. Haces bien en perpetuarlo. Recibe un fuerte abrazo.

Caruano dijo...

Gracias por vuestros comentarios, MANGELES
TESA
NINA
FELIPE
PASEANTE
MªJESÚS
BELÉN
MAC
RAMÓN
MIGUEL
PEDRO

Esta vez no tengo mucho más que comentar... Gracias, de nuevo.

Caruano dijo...

RAÚL,
son unos simples dibujillos a lápiz y coloreados... Ya te contaré.
Saludos.

FUTBLO,
gracias, sinceras por tu ofrecimiento. Hablamos.
Un fuerte abrazo.

Maripaz Brugos dijo...

Caruano, aunque un poco tarde, quiero decirte que me ha encantado el texto. Muy bien escrito y con un mensaje lleno de sabiduria entrañable.

Caruano dijo...

MARIPAZ,
algunos textos cuesta muy poco escribirlos porque "brotan" no sabe uno bien de dónde.
Gracias. Un beso.