1 mar. 2010

Marchantes de Arte

                          A vuelabolígrafo sobre cartón.


El Artista tiene dos estudios de pintura; un espacio pequeño, con una gran mesa cerca de un ventanal, donde pasa largas horas  pintando acuarelas, su gran pasión  desde que descubrió las veladuras de Durero, Constable, Turner ... El otro estudio es una nave enorme y vacía, sin apenas luz natural, donde en un extremo se apelotonan enormes cubos  de pintura , grandes rodillos  y metros y metros de lienzo por donde, una vez extendidos en el suelo, circulan los rodillos a un ritmo vertiginoso.  
El Artista  no engaña a nadie. Cobra por metro cuadrado pintado.
Acude con su ayudante, allá donde le llaman, cinta métrica y calculadora en ristre; echa unos números y a bocajarro, sin rubor, escupe una cifra con muchos ceros  (las grandes cifras, en ciertos ambientes, parece que  otorgan credibilidad ).
Y es que desde que un crítico dijo de él que no pintaba objetos sino que interpretaba el sentimiento de lo sublime, El Artista no para de recibir encargos. Ya está preparando su desembarco en tierras americanas, donde las casas de la gente adinerada tienen paredes con doble o triple altura, muchos metros cuadrados níveos, inmaculados, esperando que los macule El Artista (con su calculadora). 
El Artista no engaña a nadie. Cruzar el charco tiene un coste adicional,  Hará sus cálculos y  añadirá el desplazamiento.
No creo que el crítico que aupó al Artista al Olimpo se lleve una comisión, porque los críticos, suelen creerse lo que dicen , su delicadeza, amor y dedicación al mundo del Arte, los hace incorruptibles. Afortunadamente para los que trajinan con esto de los cuadros y demás, llamados Marchantes de Arte. Fíjate tú.

17 comentarios:

Ramon.Eastriver dijo...

Los críticos suelen creerse lo que dicen... y además están dispuestos a defenderlo a muerte como una verdad suprema. Es la impostura cotidiana. Pero ya me gustaría ver más cosas tuyas. Y de paso te felicito por tu pericia informática: has desencallado el ancla horrible que te tenía secuestrado en el fondo del mar. Qué sorpresa verte ahí arriba, atisbando todo desde las alturas, alto ciprés en el fervor de Silos.

Mercedes Thepinkant dijo...

Por fin!
Se arregló solo o es que tienes ya el mac?
Bso

Caruano dijo...

Ramón, de los críticos, no importa su disciplina, sólo sé que profesan una "religión" diferente a la del resto de los humanos y que posiblemente no poseen cartílagos (fundamentales para amortiguar los movimientos y los envites).

Poquito a poco iré mostrando, no sin cierto pudor, mis pinturicas y dibujillos. Espero que gusten.

Sí, por fin se actualiza mi blog, ¡ya era hora!, ni sé cómo he podido hacerlo.
Gracias por tu comentario a lo Gerardo Diego, siempre estimulante. Abrazos.

Caruano dijo...

Mercedes, sí, por fin se arregló: he pellizcado alguna tecla que se apiadó de mí. Júrote que pensé en un Mac. Lo repensé y me dije: el problema no está en la máquina sino en el poco magnetismo que ejerce el teclado sobre mis desinformatizados dedos, y qué pereza me da aprender a utilizar un nuevo sistema operativo.
Besos.

Mercedes Thepinkant dijo...

¿Qué es vuelabolígrafo?
Me gustan tus pinturas.
¿Expones en BCN?
Bso

Caruano dijo...

Mercedes, vuelabolígrafo es algo así como dibujar de cualquier manera con el boli (salga lo que salga). Me alegro de que te gusten mis pinturas. De momento no expongo nada, estoy en "recesión" creativa. Quizás, cuando salga de esta crisis...
Gracias por tu comentario. Un beso.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Ese dibujo a "vuelabolígrago" es delicioso y altamente perturbador (¿el Lado B del supuesto paraíso de la infancia, el regreso a la inocencia perdida de dos adultos anudados?). Fijate vos, quiero más.

Tu reflexión (porque claramente estás pensando) sobre el mercado del arte me recordó a Van Gogh masticando los pomos de témpera y regalando sus cuadros de Theo. Y a una línea que alguna vez leí, acerca de que los críticos son como los eunucos de la corte: saben cómo se hace pero no pueden hacerlo.

La crítica de la obra debería ser una obra en sí misma.

De las crisis, como de los laberintos, sospecho que salimos por arriba. Relajándose, cerrando los ojos para ver colores, aflojando el cuerpo.

Un abrazo fuerte desde el sur extremo.

PÁJARO DE CHINA dijo...

P.D.: regalando sus cuadros a Theo, quise decir. Esto me pasa por escribir a vuelasentimiento ...

PÁJARO DE CHINA dijo...

No pude resistir y me quedé dando vueltas por tu casa. Me encanta lo que hacés. No dejes de hacerlo, te lo pido. ¿Escuchaste a Dee Dee B. cantando en francés? Apuesto a que la gata de Jackson Pollock era así y así sería aunque no haya tenido gata.

A mí no me adoptó Rita, sino cuatro de sus primos: Valentín, Felipe, Cayetano y Camilo. Si ellos no estuvieran en casa, sería como si cortaran la luz.

Besos de tinta china.

El alegre "opinador" dijo...

Pues en la mayoría de las ocasiones, cuando oigo críticas de arte; ya sea arquitectura, pintura, moda o lo que sea; me quedo perplejo, con cara de tonto y siempre pregunto "¿Lo qué?" A los críticos no hay quien los entienda en la mayoría de las ocasiones...
Un abrazo.
P.D. Ya se actualiza tu blog en la lista del mío.

Caruano dijo...

Señorita PÁJARO DE CHINA, me alegra verla por aquí.
Con un bocadillo de chorizo en la mano izquierda leo tus comentarios a vuelasentimiento, igual que leo las entradas de tu blog, de las que salgo perturbado.

Qué difícil es hacer crítica de los críticos y no parecer uno de ellos. Estoy contigo en que sería bueno criticar con una buena obra (o mala); imagino que un buen puñado de obras paridas dentro de las vanguardias apuntaban hacia allí. O eso dicen ellos. No sé. Creo que lo mejor es que cada uno vaya a su aire, aunque suene a imposible. Yo seguiré pintando lo que me pidan los dedos.

Espero seguir mostrando aquí algunas cosillas mías.

A Dee Dee, el verano pasado, la tuve tan cerca que hubiera podido lamerle un pie. Me contuve. Cantó sólo una pieza en francés "J'ai deux amours" (preciosa), pero vi el dvd del concierto de Grenoble; qué bueno haber podido asistir. (Ya dejé el bocadillo de chorizo y ahora tengo en mis manos el disco de Dee Dee "dear Ella" donde versiona un magistral "Mack the Knife".

Da de mi parte un achuchón a Felipe, Valentín, Cayetano y Camilo. Rita les manda un lametazo.
Un beso para ti desde este norte que se me antoja tan al sur.

Miguel Baquero dijo...

Creo que estás llegando al corazón del arte contemporáneo tal y como hoy se práctica, que no es otro que la pasta. Cuantos más ceros, más bueno es un cuadro. Se compran cuadros como se compran sellos, porque la filatelia y la pintura siempre se revalorizan, nunca caen en la estimación. Llegará un momento en que el mercado del Arte se estudiará como una asignatura más dentro de Económicas.

Caruano dijo...

Opinador, yo creo que tendrían que crear una asignatura ( para impartirla desde el parvulario)que se llamara algo así como "Exégesis de la Crítica", y que fuera una troncal. Porque estamos todos confundidos. Igual la asignatura nos confunde más...
Gracias por tu visita. (Me costó configurar la cosa de las actualizaciones. No sé si enorgullecerme por mi "pericia" o avergonzarme por haber tardado tanto en aprender)
Un abrazo.

Caruano dijo...

Miguel, yo poco sé de Económicas ni de Empresariales pero no me extrañaría de que existiera una rama de esas carreras dedicada al mercadeo del "Arte", con asignaturas como "Creación de tendencias", o algo similar; otra como "Endiñar por bueno lo malo, reventa y trasiego"; otra como "La figura del Artista; técnicas de manipulación"...
Por el mundillo editorial corretean personajes que apenas han leído nada, mercachifles que mandan mucho (igual son necesarios, no lo sé). Y así con todo.
Saludos, Miguel.

Mcartney dijo...

Caro Caru:
Cuando te pagan por hacer arte......... como que te vuelves menos artístico.
Me parece a mi.

Tus entrada se actualizam en mi blog por fin. Happiness.

Mcartney dijo...

Caro Caru (y II):
Ánimo con esa perspectiva de exposición, que tú lo vales.

Caruano dijo...

Sir Paul, me pillas con las defensas bajas; ya no sé qué pensar. Llevo pintando toda la vida y no sé qué coño es ésto de la pintura. Ya casi ni me importa, pero seguiré pintando.
Háseme hecho la mano brocha (y perdón por la aliteración).
(Me gustó la solución temporal que le diste a mi blog en tu lista. Gracias.)