26 mar. 2010

Estocolmo.



El pasado año estuve en Estocolmo, en el mes de octubre,  y me topé con los colores otoñales que arces, hayas, robles y castaños visten una ciudad llena de parques. Mejor dicho, me encontré un gran parque que una ciudad, poco a poco, ha ido colonizando sin prisas.
De Estocolmo es  la solitaria y misteriosa Greta Garbo; también Strindberg, Bergman, Bebo Valdés (cubano, uno de los grandes de la música) ...  Es una ciudad  serenamente moderna, admirada por sus barrios de corte racionalista, plagada de museos, galerías de arte, teatros, clubs de jazz...  Pero lo mejor que puedo decir de Estocolmo es que me enamoró el ritmo y la cadencia con la que se mueven sus gentes. Una cadencia como de versos alejandrinos.
Quiero compartir con vosotros unas cuantas fotos de las muchas que tomé en esa calurosa ciudad.

13 comentarios:

El alegre "opinador" dijo...

Mi cuñado estuvo allí hace un par de años y también vino maravillado. Es una de las muchísimas escapadas pendientes que tengo. Las fotos, fantásticas, pero que fuerte me ha parecido la primera de la derecha, la muchacha "abrocándose" la espalda. Da un poco de grima...
Un abrazo.

Maripaz Brugos dijo...

¡Buen trabajo!

Te felicito por ello

Miguel Baquero dijo...

El colmo de los colmos es vivir en Estocolmo. Perdón por el chiste malo y te envidio por haber estado e una ciudad de la que hablas con admiración.

Ramon.Eastriver dijo...

Ni conozco Estocolmo ni tengo inmediatos planes... Pero entiendo tan bien lo del ritmo alejandrino. ¿Cómo sería nuestro ritmo? Dodecasilábico, seguro, por lo repetitivo y machacón. Pero el alejandrino tiene cesura y la cesura sirva para mirar el cielo y las nubes. Un abrazo.

El futuro bloguero dijo...

Tengo pendiente un viaje por los paises nórdicos, hace ya demasiado tiempo...

Cada cosa que veo de Estocolmo, me hace recordar que sigue pendiente...

En fin. Siempre termino cumpliendo lo pendiente, así que no debe faltar mucho para ese viajecito.
De momento, a disfrutar de las fotos.

EvitaBlu dijo...

Desde luego que variedad, una pregunta, el señor de la primera imagen de arriba a la izquierda ¿no es un rey o un principe o un dentista? Y claro, tampoco podían faltar las sillas, sí, llámame cotilla pero es que he estado viendo tu blog entero.
Me gustan mucho las vacas y la galeria Cupido.

14 besos.

Caruano dijo...

Opinador, no puedes perderte el barrio de Tessinparken, de estilo funcionalista ni el cementerio de... no me acuerdo del nombre, pero es un conjunto de edificios de los años 20, de Gunnar Asplund, Patrimonio de la Humanidad.
La disfrutarás, seguro.
Un abrazo.

Caruano dijo...

Maripaz, me alegro de que te guste el post con las fotos.
Gracias por tu visita.
Un abrazo.

Caruano dijo...

Miguel, Estocolmo es una ciudad en la que se puede ir con niños sin ningún problema; hay muchas actividades para ellos. Los precios, aunque algo más elevados (no mucho más)se pueden asumir. Yo viajé por 70 euros id/v (Ryan Air) y estuve en un hotel que me costaba 80 euros el día, con desayuno (fuera de temporada).
Si te animas, ¡buen viaje!

Caruano dijo...

Ramón, qué bien describes el alejandrino. Seguramente sabes andar en ese ritmo.
Sobre nuestro ritmo, pues me pillas sin el Antonio Quilis cerca... Ya lo miraré.
Un abrazo

Caruano dijo...

FutBlo, En Suecia preparan la carne de reno de mil maneras. Es una carne con un sabor fuerte, pero a mí, que me gusta probarlo todo, me gustó. Creo que nuestra cocina mediterránea es mucho mejor, aunque me llevé muchas sorpresas gastronómicas.
Yo tengo pendiente ir un poco más arriba de Estocolmo; sé que es difícil, pero me gustaría ver la aurora boreal.

Caruano dijo...

Evita, me gusta que cotillees en mi blog (yo hago lo mismo en el tuyo).
Y sí, el señor de arriba a la izda. es un rey que parece sentado en el dentista, con actitud de príncipe. Pero a ti, que eres guapa y lista, yo te recomiendo un anestesista.
(A mí la Cupido también me gusta mucho).
Besazos.

E. C. Pedro dijo...

Aumentasmi prejuicio positivo de esa ciudad. Siempre la he querido visitar, y ahora más.