13 dic. 2009

Negrín. 1.

                                                                                          Acuarela.1999. Caruano
"...Se le llamaba pliego de cordel porque las hojas de papel estaban atadas a un cordel o caña, formando un cuadernillo de pocas hojas destinado a propagar textos presuntamente "literarios"..." http://es.wikipedia.org/wiki/Pliegos_de_cordel


  Desde hace algún tiempo un perro blanco, grande y de mirada asustadiza ronda nuestra casa. Su asidua presencia nos hace pensar que se siente atraído por la fulgurante belleza de nuestra perra Rita, aunque no cabe descartar que sea el olor del insípido pienso canino quien actúa de antiespasmódica pomada en su errabundo peregrinar. Nuestra perra gusta mucho a chuchos y humanos. Pero sabido es que la educación cartesiana de cualquier estómago hambriento, pesa mucho en la balanza de sus afectos. O eso creo yo.
  Rita mira al apuesto can con ojos juguetones, ya que la lascivia no forma parte del diccionario de sus miradas. Y digo esto porque, al ser una perra de hospicio, nos la entregaron, según dijeron, histerectomizada, horrenda palabra como horrendo es el fondo que representan sus siete sílabas. Es decir, está castrada, si el hiriente vocablo se le puede aplicar a una hembra.
 Al perro blanco parece darle igual la falta de útero de su amiga, preocupado como está por recubrir sus huesos de un manto de grasa para pasar el invierno que sin remisión apunta en el  horizonte.
  A mediados de septiembre...        

No hay comentarios: