5 oct. 2010

OTOÑO.


Acrílico sobre periódico encolado.

 El otoño llegó furioso oso a mi casa, como un tornado. Los higos picoteados por los pájaros, las nueces y avellanas junto a las hojas amarillentas que se esparcen por mi opaco jardín dan fe de ello.

Acuarela

Para rematar el cambio de estación, el otoño, maldito otoño, oño, agazapado en una esquina me esperó y, sin pensárserlo, inmisericorde, me pegó una pedrada: un cólico nefrítico me ha tenido arrinconado, sin ganas de moverme mucho, ni de comer, ni beber, ni... ná de ná.
Dicen que este tipo de cólicos es lo más parecido a un parto. Pues bien, estuve tres días dilatando y sin parir, y si llego a saber lo mal que se pasa, me hubiera hecho una histerectomía antes de que este sufrimiento innecesario me azotara los... no sé , a mí me dolía todo. Afortunadamente existe la Santa Epidural, de la que yo voy a ser su Cofrade Mayor.
Siempre he sabido que las mujeres aguantan más el dolor que los hombres, por lo tanto, amigas blogueras, os expreso mi admiración (again). Este post va por vosotras.

Rosa  astigmática. Regalo para mis amig@s. 


30 comentarios:

la jardinera dijo...

PLIÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑ!

la jardinera dijo...

Caruano, no sé si me gustan más los higos naturales o estos que tú has pintado. ¡¡Mamma mía, qué bonitos!!

Bueno, parece que los dolores han desaparecido... ¡y yo creía que estabas de vacaciones y que a la vuelta nos ibas a poner los dientes largos...!

Mis besos de curasana para ti,

Un paseante dijo...

Bienvenido a la cofradía de la Santa Piedra del Riñón: yo ya llevo dos. Y sí, ya sé lo que es parir dos veces. Pero bueno, al final se pasa.
Y bienvenido también aquí: se echaban de menos tus obras pictóricas. Te has lucido, sí señor. De las tres, si hay que votar, yo lo hago por la rosa astigmática.

Felipe dijo...

Sólo te digo que eres un gran artista a pesar de lo otoños

Saludos

El peletero dijo...

Bienvenido a tu casa, bueno, yo no soy una “amiga bloguera”, pero me hago cargo. Espero que te encuentres restablecido y con ganas de seguir dándole a la tecla.

Muchos saludos.

mariajesusparadela dijo...

Si un cólico nefrítico te ayuda a pintar así, bendito sea ( siempre que te de a ti,claro...perdona).
Porque ese hombre, esas brevas y esa rosa, llenan el alma.

Miguel Baquero dijo...

Siento mucho de lo tu cólico, amigo. Cuídate, haz el favor. Y el primero de los cuadros es una maravilla, una portada alucinante para un libro

Noemí Pastor dijo...

Déjate de admiración ni admiración y cuídate y ponte bueno. Te lo dice una mujer quejicosa que no aguanta un rasguño.

Ciberculturalia dijo...

La verdad es que se te echaba en falta. Cuando llego a casa, cansada, estrasada, y varios -adas... y entro a tu blog a ver que maravilla nos traes siempre me supone un relax y una sonrisa. Cuídate mucho. Mientras este otoño que nos traes, por cierto, para mí la mejor estación del año, nos compensa con creces estos días ausentes.

Besos y cuidados

Maripaz Brugos dijo...

Mal has empezado el otoño. Siento mucho los dolores de tu "parto" espero que te vayas recuperando poco a poco.

Aun asi tu arte me ha dejado maravillada una vez mas.

Tesa dijo...

Tengo sobre mis riñones el recuerdo, malísimo, de tres cólicos nefríticos. Sé lo que duele, pobrecito, lo siento por ti.
Sin embargo no conozco los dolores de parto porque mi hijo nació mediante una cesarea programada (el puñetero se empeñó en venir de culo en vez de cabeza) pero yo habría preferido tres partos.

Un beso

NINA dijo...

Cuántas cosas para decirte...
a ver, que ordeno mis ideas...
Qué bien produces. Cómo encolas es papel? y luego lo montas sobre algo? o no? cuáles son sus dimensiones?

de veritas estuviste pariendo? jojojo... viste que dolores más feítos? yo pasé por dos! Qué bien que al menos un hombre sepa de qué se trata!

Belén dijo...

No es que lo aguantemos mejor, es que todos los meses lo tenemos, se llama adaptación :)

Besicos

Dante Bertini dijo...

LAMENTABLE! y nunca mejor dicho...Para mí, amante de las estaciones medias, que el otoño para mí tan querdido te haya hecho esto es realmente inadmisible.
Cúrate rápido, por favor. Te esperamos sano y con ganas de pintar, gozar, contar.

EvitaBlu dijo...

Si ya lo sabía yo que con ese porte que tienes aguantas carros y carretas, compañero.
Quéjate bien, dicen que es bueno.
Que maravillosa la primera foto, un salto al vacío porque el otoño es precisamente eso (anímicamente hablando).
Me llevo a casa la parte de rosa que me corresponde, pequeñita pero matona :)

Un beso apretadito con abrazo y todo. Tambien yo te echaba de menos.

E. C. Pedro dijo...

Hola Caruano, tanto tiempo sin dejar yo un saludo. Sucede que estoy sin la posibilidad de consultar nada en la oficina, pero así es la vida. Qué mal momento hacen pasar los dolores de ese tipo. Todo menos la conciencia, y mejor aun si es posible borrar el recuerdo. Muchos saludos.

Raúl dijo...

¡Bienvenido de vuelta!
Vaya... yo no tengo ni idea qué debe ser eso de sufrir cólicos nefríticos, pero me está doliendo algún resorte mental sólo de pensarlo, a mi todo lo que tenga que ver con ese tema me da yuyu, la verdad sea dicha. Cuando lo estudié en el colegio, a punto estuve de tener que salir del aula.

Esos higos molan, Caruano, al igual que el primer acrílico, el otoñal, dice mucho, pero ahora que has escrito el material y el método, ya no puedo intentar adivinarlo XD

Miss.Burton dijo...

Antes de casarme, tuve cólicos nefríticos durante seís meses, el dolor mas puto que tuve en la vida, bueno, y las muelas.
Epidurales, nolotil, mucho agua, y compañía de la buena.
En mi caso era una señal, pero no quise verla, no quise verla¡¡¡¡
Cuídese, y depure los riñones con agua de la buena, cualquiera vale, lo único que uno vive en el wc, pero bueno, tampoco está mal, si le pones la radio, libros, y un poco de humor.

Caruano dijo...

JARDI,

hay frutos hermosos por fuera que lo son mucho más por dentro. Los higos son una muestra de ello (también los "frutos del mar", sin duda)
Me alivian tus besos.

Besicos.


PASEANTE,

júrote no estar contento de pertenecer a tan miserable cofradía de la , diría yo, Puta Piedra del Riñón. Pero bueno, cosas peores hay (aunque uno crea morir cuando le da el cólico)
La rosa astigmática es también un regalo para ti, si la quieres.

FELIPE,

gracias, Felipe. A pesar de los otoños oños seguiremos p'alante.
Saludos.


PELETERO, muchas gracias por tu visita. "Poc a poc" iré domesticándome en esto del teclado (y meando piedras, que no es el título de una peli irlandesa sino una realidad algo sangrante).
Abrazo.

(ristinota dijo...

muy chulas las pinturas, las hiciste tu??
un saludo!!

Caruano dijo...

MªJESÚS,

te aseguro que un cólico nefrítico no ayuda a pintar, más bien dan ganas de romper todo lo que has pintado. Muchas gracias por tu comentario (perdonada y abrazada quedas).


Gracias, MIGUEL,

ya estoy mejor. Y sobre la portada de un libro... cuando quieras.
Abrazo.


NOEMÍ,

déjame que sienta admiración, mujer. Aquí, en Cataluña, tenemos un dicho cariñoso para las mujeres quejicas: "figaflor", léase 'flor de higo', bonito ¿no?.
Kuss.

CIBER-CARMEN,

siempre fui amante del otoño, como tú, y cuando me olvide del riñón volveré a serlo, seguro. Muchas gracias por tu comentario.

Un fuerte abrazo.


MARIPAZ,

el tiempo lo cura todo, dicen. Y, añado yo, unos buenos y potentes calmantes (bien administrados) ayudan mucho.

Un beso.

Caruano dijo...

TESA,

como le comenté a Paseante, ¡maldito club de Los del Riñón Malo!
Yo también hubiera preferido parir... bueno, no estoy muy seguro, ya que no se me ocurre ningún conducto apropiado... Dejémoslo.
Un beso, guapa.


NINA,

el proceso es algo así: mojo papel de periódico. Sobre una superficie rígida (yo estoy utilizando un aislate térmico para paredes, una especie de porexpán que no pesa nada y que me regaló el albañil que restauró mi casa), como te decía, sobre una superficie rígida vas montando papel mojado, capa de cola, papel, cola...(el aspecto final es como papel maché)
se deja secar y... a pintar. Las dimensiones del cuadro que ilustra el post son 50x50 aprox. (cada vez me gustan más los formatos pequeños y transportables, para pintar en la cocina mientras me preparo unos macarrones).
Y, sí, estuve pariendo, no me lo recuerdes...
Baci, hermosona.


BELÉN,

qué reglas más malas veo en tus ojos...
Besicos.

Caruano dijo...

DANTE,

poco a poco voy recuperando las ganas de todo eso que mencionas. Yo también soy amante de esta estación (en Barcelona es deliciosa), no me importaría vivir en un perpetuo otoño.
Gracias por tu comentario, Dante.
Abrazo.


EVITABLU,

un placer volver a verte, radiante y guapetona, como siempre.
Siento mostrarme tan quejica pero, hijamía, me da una rabia ponerme malo!, con la de cosas que tengo por hacer! (plancha, pintura, las baldosas de la cocina...).
Recibo encantado tu beso y abrazo. Lo mismo para ti.


PEDRO,

yo también he estado un poco perezoso en la blogocosa, en parte por la hp. piedra y en parte por la invasión de troyanos.
Tienes razón, ojalá pudiéramos borrar el recuerdo del dolor (que es el amplificador del propio dolor).
Nos vemos pronto. Gracias por tu visita.
Saludos/es.


RAÚL,

ojalá no tengas que formar parte de nuestra patética cofradía!

Una vez pintados,no puedes ni imaginar lo buenos que estaban los higos. Pura ambrosía.

Prometo no escribir la técnica en mi próximo post, para que tengas que adivinarla. Espero que no hayas dejado las clases de pintura (y que algún día me muestres algo).
Abrazo, majo.

Caruano dijo...

MISS,

puto dolor, sí señora. Y no quiero ni imaginar padecerlo durante seis meses seguidos. ¿Sirve una katana para hacerse el arakiri? ¿katana y harakiri se escriben así o hay que poner algún circunflejo?. Pues eso, ¡prefiero morir antes que pasarme unos meses sufriendo de piedra riñónica!
Ya tengo los riñones en la depuradora. Gracias.


CRISTINOTA,

sí, las hice yo. Gracias. Preciosa tu cabecera. Luego me paso.
Saludos, maja.

Encarni dijo...

Madre mía, si es cierto que el cólico nefrítico es equiparable a los dolores del parto, entonces lo debiste pasar muuuuuuuy mal, yo todavía me acuerdo de mi parto, y todavía me duele recordarlo. Por eso espero que te mejores de tu salud.

Un abrazo.

Luz dijo...

Me gusta mucho pero mucho sus pinturas!
pronta mejoría y un saludo desde Argentina.

Anónimo dijo...

Oh, pero qué bien pinta usted!

Consuélese, buen hombre; al menos la piedra, una vez parida, no le despierta todas las noches llorando.

(una tía desanchada)

Caruano dijo...

ENCARNI,

sí, aunque parezca un juego de palabras, duele recordar el dolor. Que malo sería yo como parturienta -de dos en dos pediría las epidurales-.
Besico. (Y suerte en el concurso de M.J.)


LUZ,

gracias por tu comentario, me alegra oirlo. Y te agradezco doblemente (ya que vienes desde tan lejos)tus deseos para que mi riñón mejore.
Saludos!


ANÓNIMA desanchada,

no encuentro consuelo, no ... pero, ¿usted qué sabe si mi cálculo renal me ha salido berrinchón o no?.

nomesploraria dijo...

Vaya palo, con lo que duele. Espero que se encuentre usted mejor.

A mí el otoño me pone.

Sonia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.