24 ene. 2010

Nueva York


La corona de la Chrysler (al fondo, Moratalaz)


 Tengo un post sobre Nueva York cocinándose a fuego lento dentro de mi cabeza. No sé qué pensar todavía de esa conspicua ciudad que visité no hace mucho tiempo. Mejor dicho, sí sé que pensar, pero son tantas cosas y tan contradictorias, que no alcanzo a diseccionarlas. Mis camaleónicos recuerdos me juegan malas pasadas (o buenas) y los voy a tener que poner en fila india para que no se me desmadren, a ver si me aclaro.De momento ahí van unas fotos.






¿Se nota que me gusta?

 

9 comentarios:

India Ning dijo...

Las fotos, buenas. Diferente perspectiva y agudo ojo clínico.

Sobre la ciudad -que aún no he visitado- se podrían emitir más juicios que sobre ninguna otra del mundo. A mí me atrae, por el cine, por la arquitectura, por las galerías, por el mosaico general.

Veamos, cuando llegue la hora, cómo ordenas esos recuerdos y cuál es tu conclusión.

Apa, saludos dominicales!

caruano dijo...

India, tú no sabes lo confundido que me ha dejado la ciudad más alabada del mundo. Sólo sé que, si uno puede,tiene que visitarla.

Miguel Baquero dijo...

Pues quedo pendiente de que cuentes hasta tres y te lances.. Mientras tanto, disfruto de tus fotos y rabio de envidia, porque yo sólo he estado en Nueva York una vesz o ninguna. Y mira que me gustaría

Señorita Puri dijo...

Y una preciosa canción sobre Nueva York.
Besitos.

BB dijo...

Una belleza de fotos. Nueva York es
eso, Nueva York...
Te escribo porque aún sonrío con el comentario que dejaste en el blog de Miguel y no quise robarle
espacio a mi amigo.
Eres algo...
BB

caruano dijo...

Miguel, hay que ir a N.Y. si se puede, con los ojos muy abiertos y con la Visa en los dientes: todo es caro, y no todo lo caro es bueno, y viceversa. Qué bueno tu skeleton!

caruano dijo...

Señorita Puri, eres incorregible...No cambies. Qué bueno verte por aquí.

caruano dijo...

BB, gracias por tu visita. Cliqueo (¿se dice así?) sobre tu no-imagen BB y no me redirige. De todas maneras, un placer.

Eastriver dijo...

No quería ir a NY. Pero fui y volví enamorado. Como la mayoría. ¿Nos encontramos en la quinta y no nos saludamos porque no nos conocíamos? Un abrazo.